Estudiando las interacciones de las granjas de acuicultura con delfines mulares

Delfín mular saltando frente a las playas de la zona norte de La Manga

Delfín mular saltando frente a las playas de la zona norte de La Manga

El pasado 2 de septiembre se dio por finalizada la primera campaña de navegación incluida en el proyecto “Acuicultura y delfines: colaboración en la creación de bases científicas para una gestión en Red Natura 2000”, con el apoyo y la colaboración de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Fondo Europeo de Pesca. En este proyecto se pretende continuar con los estudios de posibles interacciones entre delfines mulares (Tursiops truncatus) y distintos polígonos de acuicultura situados en las provincias de Murcia y Almería, como ya hiciera la asociación entre los años 2009 y 2011.

El Orca entrando al puerto de San Pedro del Pinatar

El Orca entrando al puerto de San Pedro del Pinatar

Esta primera campaña ha tenido como puerto base San Pedro del Pinatar, y como objetivo principal, el polígono de acuicultura situado frente al Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, el más grande de los tres que se han considerado en este proyecto. Como novedad con respecto a estudios anteriores, se ha usado mayoritariamente la embarcación Orca, donada a la asociación hace unos años y recientemente restaurada y puesta a punto para su uso en proyectos de investigación. Aún así, varios días se usó el motovelero de madera Else, como ha venido siendo habitual en anteriores proyectos.

Cría de delfín mular de apenas dos semanas saltando junto a su madre

Cría de delfín mular de apenas dos semanas saltando junto a su madre

Balsa de pardelas cenicientas junto a algunos juveniles de gaviota patiamarilla cerca del puerto de San Pedro

Balsa de pardelas cenicientas junto a algunos juveniles de gaviota patiamarilla cerca del puerto de San Pedro

El objetivo de las campañas de navegación es el de recabar datos de las actividades de las manadas de delfines mulares en el área de estudio mediante su localización y seguimiento, para intentar cuantificar el tiempo que pueden pasar en el interior de las granjas y su comportamiento. A parte, se toman fotografías de las aletas dorsales para añadirlas al catálogo de fotoidentificación que ya tiene elaborada la asociación y que permite el seguimiento individualizado de los distintos ejemplares. Finalmente, y gracias a la colaboración de científicos y técnicos de la asociación CIRCE y de la Estación Biológica de Doñana (EBD), se toman muestras de piel y grasa para su estudio isotópico con el fin de dilucidar la importancia relativa que puede tener en su dieta las presas que capturan en los alrededores de las jaulas de los polígonos de acuicultura.

Paiño europeo volando en las cercanías de las granjas de San Pedro del Pinatar

Paiño europeo volando en las cercanías de las granjas de San Pedro del Pinatar

Desde el 1 de julio y hasta el 2 de septiembre se realizaron 22 jornadas de navegación efectiva, con un total de horas de 138,65 horas, una media de 6,3 horas de navegación diaria. De las mismas, 29 horas se pasaron navegando en compañía de cetáceos. Se avistaron 14 grupos de delfines mulares, con un total máximo de 231 ejemplares, aunque la mayor parte de ellos se repetía entre avistamientos, por lo que el número real probablemente sea mucho menor. Se tomaron 5563 fotografías para su posterior análisis e inclusión en el catálogo de fotoidentificación de aletas dorsales. Hasta el 22 de agosto, y gracias al análisis de las fotos con el catálogo, se tiene constancia de haber fotografiado 45 ejemplares distintos, de los cuales 32 resultaron ser nuevos y 13 recapturas de otros años, remontándose el más antiguo al año 2004. Se tomaron además cinco biopsias de distintos ejemplares para análisis de isótopos.

En cuanto a otras observaciones de interés, se registraron de manera sistemática todas las aves marinas observadas durante el esfuerzo de búsqueda, registrándose un total de 11058 aves avistadas de trece especies distintas:

  • Gaviota patiamarilla (Laruss michahellis): 6012 ejemplares.
  • Gaviota de Audouin (LArus audouinii): 696 ejemplares.
  • Pardela cenicienta (Calonectris diomedea): 235 ejemplares.
  • Charrancito (Sterna albifrons): 165 ejemplares.
  • Paiño europeo (Hydrobates pelagicus): 148 ejemplares.
  • Charrán común (Sterna hirundo): 135 ejemplares.
  • Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis): 68 ejemplares.
  • Pardela balear (Puffinus mauretanicus): 40 ejemplares.
  • Alcatraz atlántico (Morus bassanus): 17 ejemplares.
  • Charrán patinegro (Sterna sandvicensis): 16 ejemplares.
  • Fumarel común (Chlidonias niger): 5 ejemplares.
  • Gaviota reidora (Croicocephalus ridibundus): 1 ejemplar.
  • Gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus): 1 ejemplar.
  • El resto de ejemplares avistados se corresponden con gaviotas grandes y charranes sin identificar, hasta 29 ejemplares de garza real (Ardea cinerea) y 20 de garceta común (Egretta garzetta), algún vencejo pálido (Apus pallidus) y de golondrina común (Hirundo rustica) y una rapaz sin identificar.

Aparte, se vieron ejemplares de pez espada (Xiphias gladius), pez luna (Mola mola) y numerosos peces voladores sin identificar.

En la realización de esta campaña de navegación se contó con la participación de hasta 14 voluntarios distintos, sin cuya ayuda todo hubiera sido mucho más complicado.

Las siguientes campañas de navegación se llevaran a cabo en las zonas de Águilas y en la Bahía de Almería durante los meses de octubre y noviembre.

A %d blogueros les gusta esto: