Recuperando el bosque de ribera en Ceutí y Lorquí

Los pasados días 31 de enero y 3 de febrero, más de 200 alumnos de los Institutos de Ceutí y Lorquí participaron en una plantación de bosque de ribera donde se introdujeron más de 1400 plantones de especies diversas en  una superficie de 1 hectárea.

La actuación pretende dar continuidad a los trabajos iniciados en 2018 y contribuir a la sustitución del cañaveral y el carrizal por un bosque de ribera en ubicaciones que no comprometan la seguridad del río.

Con estas repoblaciones de bosque de ribera se recupera una formación vegetal singular y caducifolia única a nivel de la Región de Murcia. Se trata de una formación vegetal con elevadas tasas de crecimiento, pero la presión humana (dragados, encauzamientos, agricultura, desbroces, incendios) ha supuesto su desaparición en amplios tramos de la cuenca del Segura y sus afluentes. Este bosque atesora una elevada diversidad de árboles entre los que se encuentran los álamos (Populus alba), chopos (Populus nigra), fresnos (Fraxinus angustifolia), olmos (Ulmus minor), sauces (Salix sp.pl.), almeces (Celtis australis) y tarais (Tamarix sp.pl.), acompañados de arbustos como los baladres (Nerium oleander) y el rosal silvestre (Rosa canina).

Quizás los más destacable del bosque de ribera son los servicios que desarrolla y de los cuales se beneficia la sociedad: retiene sedimentos, retira contaminantes del agua, aumenta el contenido en oxígeno del agua, lamina las crecidas, fija grandes cantidades de CO2, evita la proliferación de especies como el carrizo y la caña, incrementa el agua disponible, alberga fauna amenazada, tiene un elevado interés paisajístico, etc

La actividad se pudo desarrollar gracias al trabajo de coordinación y colaboración de diversas entidades públicas como los Ayuntamientos de Ceutí y Lorquí, Protección Civil de Ceutí y la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura, y privadas como Acciona, que se han volcado con esta iniciativa.

A %d blogueros les gusta esto: