ANSE evalúa la extracción de especies exóticas invasoras a través de la pesca artesanal

Durante el mes de julio se ha desarrollado una campaña de pesca experimental en el Parque Natural de El Hondo para evaluar la efectividad de esta actividad para el control de especies exóticas invasoras. A lo largo de 20 días de pesca efectiva se han extraído 4 toneladas de carpa común y carpín. La actividad ha sido promovida por ANSE y Riegos de Levante y se ha desarrollado por pescadores de la Cofradía de San Pedro del Pinatar, como refuerzo de las acciones de mejora de hábitat del LIFE Cerceta Pardilla.

El control de especies exóticas invasoras en uno de los grandes retos en la gestión de los espacios naturales y la biodiversidad asociada. La proliferación de carpa en el Parque Natural de El Hondo ha ocasionado un grave deterioro en la calidad del agua que repercute sobre varias especies de aves amenazadas, entre las que destacan la Cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris) y la Malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala) por su delicado estado de conservación. Esto ha abocado a sus gestores incluso a vaciar los embalses más afectados, actuación que se repite ya varios veranos.

Pescadores de la Cofradía de San Pedro del Pinatar extraen peces de El Hondo en una de las revisiones de las artes realizadas durante el mes de julio. ANSE

A finales de junio, ANSE, Riegos de Levante y pescadores de la Cofradía de San Pedro del Pinatar ponían en marcha una prueba para la extracción de carpas y carpines a través de pesca artesanal. Para ello se han utilizado paranzas, uno de los artes de pesca tradicionales del Mar Menor. La extracción ha ido acompañada de labores de seguimiento y evaluación de capturas accesorias por parte de técnicos de Riegos de Levante y de ANSE, así como por la supervisión del Parque Natural de El Hondo.

A lo largo de 20 días de pesca efectiva, se han retirado 4 toneladas de carpa y carpín, así como algunos ejemplares de cangrejo rojo (Procambarus clarkii) y de percasol (Lepomis gibbosus). También se han extraído 500 kg de mújol. Es de destacar que entre las capturas no deseadas únicamente se han encontrado ejemplares de anguila, que han sido liberadas nuevamente tras el marcaje y toma de medidas.

Las especies exóticas invasoras (EEI) son una de las principales amenazas para la biodiversidad, causando alteraciones y homogeneización de los ecosistemas. La carpa y el carpín causan importantes efectos sobre la calidad del agua, ya que, por su modo de alimentarse, aumentan la turbidez, causando la desaparición de vegetación acuática, base de la alimentación de multitud de especies autóctonas, con las que compiten, algunas de ellas amenazadas o de mayor valor comercial, y pueden depredar sobre otras, como los pollos de anátidas en Peligro de extinción, como la Cerceta pardilla. Además, la carpa común (Cyprinus carpio) se encuentra incluida en el Catálogo español de especies exóticas invasoras [1].

Imagen del Parque Natural de El Hondo. ANSE

El LIFE Cerceta pardilla tiene el objetivo de mejorar el estado de conservación de 3.000 hectáreas de humedales para revertir el riesgo de extinción del pato más amenazado de Europa, en situación crítica en España.

En el proyecto, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, participan como socios el propio ministerio, a través de la Confederación Hidrográfica del Segura y Tragsatec; la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y la Agencia de Medio Ambiente y Agua; la Generalitat Valenciana; el Gobierno de la Región de Murcia, así como las organizaciones SEO/BirdLife y ANSE. Cuenta con la contribución del Programa LIFE de la Unión Europea y de la Dirección General del Agua.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.