Primera suelta de cerceta pardilla en la finca adquirida por ANSE en el marco del proyecto Life Cerceta

En el marco del proyecto LIFE Cerceta Pardilla, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), se han liberado 20 ejemplares de esta especie en peligro crítico de extinción en la finca El Espigar, en el Parque Natural de El Hondo (Elche), criadas en cautividad en el centro La Granja de El Saler (Valencia). Se trata de la primera suelta realizada en uno de los terrenos adquiridos en el marco de esta iniciativa, que ha sido posible gracias a que se han realizado las primeras actuaciones para mejorar las condiciones ecológicas de la finca.

Desde enero de 2021, ya se han soltado más de 1.000 ejemplares de cerceta pardilla en distintos humedales, pero esta es la primera vez que se liberan en una de las fincas adquiridas y manejadas en el marco del proyecto. ANSE y SEO/BirdLife, socios de esta iniciativa europea, adquirieron 55 hectáreas de humedales situadas en la zona oeste del Parque Natural de El Hondo. Las posteriores actuaciones para la gestión de la vegetación, la adecuación de compuertas y el dragado de canales, que garantizan una adecuada inundación a lo largo de todo el año, han permitido lograr las condiciones adecuadas para la liberación de estos ejemplares y aseguran su mantenimiento durante toda la temporada de reproducción.

Este espacio constituye, junto a otra finca vecina, uno de los principales enclaves para la protección y conservación de la cerceta pardilla en España. En concreto, esta zona de la Red Natura 2000 ha llegado a albergar durante algunos años entre el 20 y 30% de la población reproductora de esta especie en nuestro país, cuando las condiciones de inundación han sido favorables. Además, por su valor ecológico, está reconocida como lugar crítico en la Estrategia de Conservación de la cerceta pardilla, constituyendo un área vital para su supervivencia y recuperación.

Desde la compra del terreno, se han producido avances significativos en los trabajos de manejo de la finca. Entre ellos, se ha mejorado la entrada y salida de agua a la finca, lo que permite que esta primavera, coincidiendo con la época de cría de la cerceta pardilla, las lagunas permanezcan inundadas. Esta mejora se extiende a una zona de saladar que llevaba varios años sin agua y que ahora mantendrá los niveles adecuados para la especie. En los últimos años, solo se aseguraba la existencia de agua en las lagunas durante la época de caza, por lo que algunos años permanecían secas durante la época de cría de la cerceta pardilla.

Además, también se han llevado a cabo distintas acciones de voluntariado. Entre ellas, destaca el desmantelamiento de un puesto de caza gracias a la ayuda de un grupo de personas voluntarias.

En situación crítica

La cerceta pardilla es una de las siete especies en situación crítica en España. Hasta mediados del siglo XX, la cerceta pardilla abundaba en los humedales costeros mediterráneos, especialmente en Doñana. Pero en las últimas décadas su declive ha sido tan drástico que esta especie de interés comunitario está en peligro crítico. El número de parejas reproductoras en España, que es casi su único lugar de distribución en Europa, se situó en 2020 en 74 parejas y con una clara tendencia a la regresión.

No obstante, la población reproductora de cerceta pardilla registrada en 2021 muestra una tendencia creciente, alcanzando cifras que no se habían detectado en los últimos 10 años. 

Investigación, conservación y gobernanza

El LIFE Cerceta Pardilla tiene el objetivo de mejorar el estado de conservación de 3.000 hectáreas de humedales para revertir el riesgo de extinción del pato más amenazado de Europa, en situación crítica en España. Por ello, ha emprendido un conjunto de acciones para reforzar el estado de sus poblaciones en el medio natural, mejorar el estado de los humedales y el conocimiento científico de la especie.

En el proyecto, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, participan como socios el propio ministerio, a través de la Confederación Hidrográfica del Segura y Tragsatec; la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y la Agencia de Medio Ambiente y Agua; la Generalitat Valenciana; el Gobierno de la Región de Murcia, así como las organizaciones SEO/BirdLife y ANSE. Cuenta con la contribución del Programa LIFE de la Unión Europea y de la Dirección General del Agua.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.