Espectacular desarrollo del bosque de ribera en la Contraparada (Murcia)

Como ya sabéis, Aguas de Murcia (EMUASA) y ANSE vienen colaborando en la recuperación del bosque de ribera en la Contraparada a través de un convenio de colaboración. Las acciones de recuperación del bosque de ribera está consistiendo en la sustitución de la caña (Arundo donax), una de las peores especies invasoras del mundo por un bosque autóctono diverso dominado por álamos, pero del que forman parte olmos, almeces, fresnos, tarajes, etc. En este proceso hemos empleado un proceso conocido como solarización, donde el empleo de una pantalla plástica de polietileno, impide el paso de la luz y el aire e incrementa la temperatura lo que agota el rizoma de la caña.

Desde la plantación de este bosque en la Contraparada hace algo más de dos años, se han venido desarrollando diversas tareas de mantenimiento (revisión del sistema de riego, entutorado, colocación de protectores, desbroces, reparación de alcorques, etc)con el objeto de garantizar el desarrollo del bosque de ribera y tener bajo control al carrizo.

Los esfuerzos realizados por voluntarios, personas en cumplimiento de TBC, así como por el personal tanto de AGUAS de MURCIA como de ANSE han permitido una rápida recuperación de esta formación vegetal y su biodiversidad asociada. Así, una ribera cubierta casi exclusivamente por cañas ha recuperado un manto de vegetación autóctona, aumentando su naturalidad.

Precisamente, el bosque de galería es una de las comunidades vegetales más dinámicas y de crecimiento más rápido de toda Europa; una vez eliminada la competencia con la caña se obtienen resultados realmente sorprendentes en plazos muy cortos. Por esta razón, los bosques de ribera son excelentes sumideros de Carbono, retirando grandes cantidades de CO2 de la atmósfera, lo que contribuye a la lucha contra el Cambio Climático.

Además, el bosque de ribera desarrolla importante servicios ecosistémicos tales como la retirada de nutrientes del agua lo que minimiza la contaminación, el sombreado del agua lo que reduce la temperatura e incrementando el oxígeno disuelto, la ralentización de las crecidas, o la interceptación de bardomeras de cañas que suponen un grave riesgo en caso de inundación.

En breve, os contaremos nuevas noticias esperanzadoras para los bosques de galería de la Cuenca del Segura.

A %d blogueros les gusta esto: