El radioseguimiento del murciélago patudo pone de manifiesto la importancia de los hábitats acuáticos para la conservación de esta especie

Murciélago patudo con emisor de radio. Foto (C): Joaquín Zamora/Alimpo

Murcia, 9 de julio de 2020

  • ANSE marca este año 8 ejemplares de murciélago patudo en las cuevas de las Yeseras.
  • Los datos muestran la importancia de ambientes acuáticos como ríos, embalses y balsas de riego para la alimentación de la especie.

El pasado 29 de junio, ANSE inició el marcaje con radioemisores de varios ejemplares de Murciélago Ratonero Patudo (Myotis capaccinii) en la Cueva de las Yeseras (Santomera), una reserva para la conservación de los murciélagos que la Fundación ANSE adquirió el pasado 2019.

El objetivo de esta actividad es conocer los desplazamientos que este quiróptero realiza fuera de su refugio y los hábitats que selecciona para alimentarse durante su periodo de actividad nocturna, aspectos fundamentales para orientar las políticas de conservación de esta especie clasificada En Peligro de Extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Radioseguimiento de los murciélagos en el embalse de Santomera.

Entre el 29 y el 30 de junio se marcaron 8 ejemplares (6 hembras y 2 machos) con pequeños emisores de 0,4 gramos de peso, que se adosaban al dorso del animal utilizando pegamento quirúrgico. Una vez liberados, se procedió a su seguimiento, que a fecha de hoy todavía continúa, utilizando receptores de radio durante recorridos nocturnos en un radio de unos 30 kilómetros en torno a su refugio, que se prolongaba de manera ininterrumpida entre la puesta y la salida del sol. Este esfuerzo fue posible gracias a la implicación y dedicación de una decena de voluntarios.

Aunque el seguimiento todavía no ha finalizado, los resultados preliminares que se están obteniendo son bastante prometedores, arrojando luz sobre aspectos de la biología de esta especie en el SE ibérico hasta ahora desconocidos, ya que se trata del primer radioseguimiento que se realiza en la Región.

Vídeo elaborado por Ailimpo con motivo del convenio.

Durante las primeras 5 noches de seguimiento, se realizaron 43 contactos diferentes para 7 de los individuos marcados. Los ejemplares fueron localizados tanto en balsas de riego de limoneros del entorno inmediato de la Cueva de las Yeseras como en el Embalse de Santomera y en el río Segura a la altura de La Contraparada, distantes en línea recta 5,4 y 19 kilómetros del refugio, respectivamente. No obstante, la dispersión de los contactos parece sugerir que los animales siguen determinados corredores para desplazarse hasta las zonas de alimentación (canal de desagüe del embalse, río Segura) por lo que las distancias realmente recorridas pueden ser mayores que las indicadas. Este hallazgo encaja con lo conocido previamente para la biología de la especie, que está muy ligada a los medios acuáticos a la hora de buscarse el sustento. Los animales marcados parecen estar activos durante toda la noche, volviendo a las inmediaciones del refugio en torno a una hora antes del amanecer. El viaje de retorno parece bastante rápido en algunos ejemplares, como el etiquetado con el número 1, que tardó como mucho 48 minutos en desplazarse desde la presa del Embalse de Santomera hasta la Cueva de las Yeseras.

Esta actividad forma parte de las acciones que desarrollan el proyecto “Evaluación del Estado de Conservación del Murciélago Ratonero Patudo (Myotis capaccinii) en el SE Ibérico”, realizado con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Fundación Biodiversidad y la colaboración de Ailimpo.

A %d blogueros les gusta esto: