ANSE pide al Consejero Luengo y al Director General del Agua que reconsideren su oposición a la planificación hidrológica

La Comunidad Autónoma de la Región de Murcia se opuso en el consejo del Agua al esquema de Temas Importantes, alineándose con regantes y organizaciones agrarias, para evitar un mayor control sobre el regadío en la cuenca.

ANSE recuerda que la cuenca del Segura no va a cumplir con la Directiva Marco del Agua (DMA), lo que puede traducirse en fuertes sanciones, y señala que va a resultar imprescindible aumentar la ambición ambiental del Plan de Cuenca, especialmente en medidas de control del regadío.

La DMA obliga a cumplir los objetivos ambientales no a satisfacer la demanda del regadío.

La Asociación de Naturalistas del Sureste ha remitido sendos escritos hoy a la Confederación Hidrográfica del Segura y a la Consejería de Agricultura Agua y Medio ambiente. En el primero de ellos dirigido a la CHS, ha reclamado que de cara a la elaboración del Plan de Cuenca se aumente la ambición medioambiental para avanzar en el cumplimiento de la DMA, ya que como anunció el presidente de la Confederación nos encaminamos a un grave incumplimiento de la misma. Igualmente, se ha remitido un escrito dirigido al Consejero Antonio Luengo y al Director General del Agua, Sebastián Delgado, para solicitar que reconsideren su oposición a la planificación hidrológica (alineándose con los regantes y organizaciones agrarias) a la vista del grave incumplimiento del DMA.

La mala gestión del regadío es el origen de buena parte de los problemas ambientales de la cuenca

En sus alegaciones al EpTI, la Asociación de Naturalistas del Sureste señaló a la extensa superficie de regadío como la causa última de buena parte de las presiones que padece la cuenca (sobre-explotación, pérdida de conectividad por obstáculos, incumplimiento de caudales ecológicos, contaminación por nitratos, etc). En este sentido, se reclamó la reducción de la superficie de regadío (en primer lugar procediendo a la clausura del regadío ilegal) y su reconversión en colaboración con las Comunidades Autónomas (competentes en agricultura) como herramientas para reducir la demanda y promover la adaptación al Cambio Climático. Como medidas complementarias, se solicitó la correspondencia inequívoca entre Unidades de Demanda Agrícola (UDA) y Derechos de Agua. Además, se pidió expresamente que se imposibilite el crecimiento futuro del regadío mediante amnistías o regularizaciones.

Exigimos una mayor ambición ambiental para el Plan de Cuenca

En sus alegaciones junto a WWF, ANSE destacó que era preciso afrontar cuatro cuestiones clave de restauración ambiental de la cuenca del Segura en este periodo de planificación:

  1. Evaluar el fracaso de los Planes anteriores en la consecución de los objetivos ambientales.
  2. Gestión de Especies Exóticas Invasoras (EEI) con especial atención a la gestión del trasvase Tajo-Segura.
  3. Recuperación de la conectividad fluvial.
  4. Cumplimiento de las necesidades hídricas y contribución a la protección de los espacios y especies protegidas dependientes del agua, particularmente de la Red Natura 2000 y especies acuáticas de interés comunitario.

De estas propuestas, únicamente las relacionadas con  la Red Natura 2000 fueron incluidas en el ETI. Además, Jesús García, jefe de la Oficina de Planificación Hidrológica de la CHS, se comprometió en el Consejo del Agua, a que las acciones de restauración tendrían un importante peso en el futuro Plan de Cuenca. Por esta razón, y por el riesgo de incumplimiento, ANSE emitió un voto favorable condicionado a la ampliación de la ambición ambiental del Plan.

Además, ANSE recuerda que la DMA obliga a cumplir los objetivos ambientales no a satisfacer la demanda del regadío. Además  la asociación señaló que del déficit declarado, la mitad obedece a regadíos ilegales más agua no recibida del Acueducto Tajo-Segura, por lo que no debería considerarse como tal déficit. Únicamente, la sobreexplotación de subterráneas es déficit auténtico que debe resolverse mediante la ordenación y la reconversión de cultivos, tal y como apuntábamos anteriormente.

ANSE pide responsabilidad a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia

Pese a la situación de futuro incumplimiento de la DMA, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, con el Consejero Antonio Luengo a la cabeza, decidió oponerse a la planificación hidrológica, emitiendo un voto negativo que sería justificado por un informe del Director General del Agua, Sebastián Delgado. Se da la circunstancia de que el actual Director General del Agua fue un alto cargo de la Confederación Hidrográfica del Segura (Comisario adjunto 2016-2019) y conoce perfectamente la delicada situación en la que se encuentra la Cuenca respecto al cumplimiento de la normativa europea.

La votación resultó en empate técnico debido a la oposición tanto de la Comunidad Autónoma como de los regantes y organizaciones agrarias, justificada en las eventuales medidas de control del regadío que podría introducir el nuevo plan. Sin embargo, apostar por un regadío insostenible no solo resulta contrario a la Directiva Marco del Agua, sino que va contra el Green Deal europeo y la estrategia de la granja a la mesa, lo que puede afectar al prestigio del sector en el mercado comunitario. Además, la adopción de las medidas solicitadas garantizará la sostenibilidad del regadío a largo plazo y su adaptación a escenarios de Cambio Climático.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.