Tras las palmeras del Chícamo

Los palmereros del Chícamo (Abanilla) atesoran valiosos conocimientos sobre el manejo de las palmeras.
La semana pasada, miembros de ANSE colaboraron con el Dr. Rivera del Dpto. de Botánica de la Universidad de Murcia en los trabajos de estudio de la biodiversidad de la palmeras del género Phoenix en la Península Ibérica.


Un palmerero del Chícamo (Abanilla) muestra dátiles tardíos


Gracias al apoyo de nuestro amigo Paco Rocamora, conseguimos entrevistar a nada más y nada menos que tres expertos palmereros de Mahoya y alrededores (Abanilla). Todos ellos contaban con muchas décadas de experiencia en el manejo de las palmeras y atesoran un valiosísimo conocimiento para comprender la enorme diversidad de nuestros palmerales y proponer medidas de gestión adecuadas para garantizar su conservación.

La diversidad genética de los palmerales del Sureste Ibérico resulta muy elevada, ya que las palmeras se han propagado tradicionalmente por semillas. El manejo y aprovechamiento de estos palmerales tan heterogéneos sólo es posible gracias a la figura del palmerero, que conoce a la perfección las características y posibilidades de los dátiles de cada palmera.

Las investigaciones de la Universidad han sido financiadas por un proyecto del INIA mientras que las acciones desarrolladas por ANSE se enmarcaron en el Programa de Voluntariado Ambiental en Ríos financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

A %d blogueros les gusta esto: