Voluntarios establecen un nuevo bosque de ribera en Lorquí

Plantación bosque de ribera en Lorquí

En la mañana del sábado día 09, casi medio centenar de voluntarios han procedido a la plantación de casi 250 plantones de diversas especies de ribera que conformaran un nuevo bosque de ribera en el río Segura. La actividad ha sido organizada por ANSE con la colaboración del Ayuntamiento de Lorquí y se enmarca en un proyecto de voluntariado financiado por TRAGSATEC con la colaboración de la Comisaría de Aguas. La plantación viene a sumarse a la realizada el año pasado en la orilla de enfrente con al apoyo del Ayuntamiento de Ceutí. Los dos municipios y ANSE vienen colaborando para avanzar en la recuperación de esta formación vegetal a través de un acuerdo de Custodia del Territorio.

Más de 40 voluntarios han plantado casi 250 plantones de diversas especies vegetales propias de las riberas del río Segura para establecer una nueva masa de bosque de galería que sustituya los cañaverales (una especie exótica invasora). La actuación organizada por la Asociación de Naturalistas del Sureste se enmarca en el proyecto “Voluntariado para el desarrollo de la Custodia Fluvial en la Cuenca del Segura” financiado por TRAGSATEC y que cuenta con la colaboración de la Comisaría de Aguas. El citado proyecto continúa y desarrolla las acciones de recuperación del ecosistema fluvial que se vienen realizando con la participación de los Ayuntamiento de Lorquí y de Ceutí, así como de diversas entidades de ambos municipios: voluntarios de Protección Civil de Ceutí, Avipe Lorquí, Asociación de Amigos de las Cuevas y del Patrimonio de Lorquí, Gestiona y Respira Energías Renovables entre otros. Merece la pena destacar la colaboración de Almacenes COALIMAR y CMG Alimentación.

Sin duda, el movimiento social establecido desde ambos pueblos en torno a la recuperación del río ayudará a la restauración del bosque de ribera, y constituyen un extraordinario ejemplo de colaboración entre diversas entidades. El objetivo de la iniciativa es avanzar en la recuperación del ecosistema de ribera en el río Segura a través del establecimiento de una nueva mancha de bosque de ribera: una formación arbórea caducifolia que permite retirar grandes cantidades de gases de efecto invernadero de la atmósfera y que aporta valiosos servicios ecosistémicos a la sociedad actuando como reservorio de biodiversidad, permitiendo la descontaminación de las aguas, o controlando de la erosión, entre otros. Se calcula que sólo el 6% de las orillas del Río Segura están cubiertas por este tipo de vegetación y su recuperación debería ser una prioridad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: