Las canteras de Cemex no podrían abrirse con el actual Plan General de Cartagena

Los permisos otorgados a Cemex por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM) para la realización de 10 catas para la posible explotación de puzolanas no han tenido en cuenta que la normativa urbanística actual no permitiría actividades extractivas en la mayor parte de la zona propuesta.

ANSE denuncia que la Dirección General de Actividad Industrial y Minera de la CARM ha otorgado a Cemex España Operaciones el permiso de investigación para recursos de la sección C) de la Ley de Minas, puzolanas, denominada “Paola I”, ubicado en la zona oeste del Término Municipal de Cartagena, sin tener en cuenta que la mayoría de las zonas propuestas no podrían ser autorizadas según la normativa del Plan General Municipal de Ordenación Urbana actualmente en vigor.

Tras el estudio de la documentación disponible, ANSE ha comprobado que 7 de las 10 catas previstas en el proyecto se localizan en suelos calificados como No Urbanizables Agrícolas (NUA), por lo que no podrían realizarse aquí actividades extractivas posteriores, salvo que se procediera a la modificación de la normativa urbanística. El PGOU actual incluye entre las actividades expresamente prohibidas en este tipo de suelos las extractivas.

Las otras 3 zonas propuestas se localizan en áreas potenciales para la reintroducción del garbancillo de Tallante, y excesivamente próximas al Espacio Protegido, ZEPA y LIC de La Muela-Cabo Tiñoso, y al LIC Cabezos del Pericón.

Dado el tipo de actividad a desarrollar, ANSE considera que CEMEX está obligada a solicitar autorización para el desarrollo de los trabajos de investigación (catas) ante el Ayuntamiento de Cartagena, y este debería de denegarla teniendo en cuenta que no podrían desarrollarse en la zona propuesta actividades extractivas, por estar expresamente prohibidas en el PGOU.

La Asociación remitirá sendos escritos el día de hoy a la alcaldesa de Cartagena y al Director General de Actividad Industrial y Minera, pidiendo que se proceda a la anulación de los permisos concedidos a Cemex, por ser contrarios a la normativa vigente.

ANSE expresa su temor ante la posibilidad de que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana pudiera rebajar la protección que el Plan General de 1987 planteaba para esta zona, como ocurrió con el Plan General de 2011, que fue anulado por los tribunales.

La asociación pide responsabilidad al Gobierno Municipal y a los grupos políticos de la oposición para que el Nuevo Plan General no rebaje la protección de la zona, y se evite así que nuevas amenazas terminen degradando un paisaje que ya ha sido fuertemente impactado por la construcción de infraestructuras como la autopista de peaje Cartagena-Vera, la circunvalación de la carretera N-332, y la proliferación de naves y viviendas ilegales que están deteriorando un paisaje de gran singularidad.

ANSE considera que, además de los valores asociados al espacio protegido de La Muela-Cabo Tiñoso y al LIC Cabezos del Pericón y su biodiversidad, deberían de buscarse figuras de ordenación territorial que garanticen la conservación de los secanos arbolados y su flora silvestre amenazada, entre la que destacan el garbancillo de Tallante y el azufaifo, y la singular geología volcánica y su patrimonio etnográfico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.