ANSE presenta el proyecto de recuperación de la zona oriental de las salinas de Marchamalo

La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) ha presentado hoy el proyecto para la ‘Recuperación de la biodiversidad acuática a través de la actividad salinera en las salinas de Marchamalo orientales’. El proyecto cuenta con la ayuda económica de la empresa agroalimentaria Nomen Foods, que ha aportado una donación de 25.000 €.

El proyecto se pone en marcha con el apoyo de Nomen Foods en el marco de la iniciativa Earth de la empresa agroalimentaria

El proyecto elaborado por ANSE, que se presenta estos días ante la Demarcación de Costas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en la Región de Murcia, permitirá dar los primeros pasos para recuperar la biodiversidad acuática de la vegetación y fauna característica de zonas someras y salinas del Mar Menor en una superficie de 8 hectáreas de dominio público marítimo terrestre en las denominadas Salinas Orientales de Marchamalo.

A la presentación del proyecto, que se ha desarrollado respetando en todo momento las normas sobre Covid, han asistido los redactores del proyecto y representantes de diferentes asociaciones de vecinos, empresarios, administraciones y organizaciones de defensa del Mar Menor, además de los responsables de Nomen Foods. 

Las salinas de Machamalo constituyen uno de los espacios naturales más singulares del entorno del Mar Menor y cuentan con cinco figuras de protección, cuatro de ellas internacionales (LIC, ZEPA, ZEPIM, Humedal Ramsar y Espacio Natural Protegido). A pesar de ello, el abandono hace unos 25 años de la actividad salinera ha desembocado en un progresivo deterioro de las instalaciones que ha conllevado enormes daños en las infraestructuras salineras, tanto en las naves y oficinas como en las mismas salinas.

ANSE adquirió a finales de 2019, a través de su Fundación, la concesión administrativa de la zona oriental de las salinas, y una parcela de 7.000 m2 con una nave en ruinas, para impulsar un proyecto de recuperación de la actividad salinera. Desde entonces, la Fundación ANSE ha recibido numerosas donaciones de particulares y algunas entidades, como Nomen Foods y la Fundación Cajamurcia, que han permitido trabajar durante un año y medio en la redacción de los proyectos de recuperación de la actividad salinera. 

La Comunidad Autónoma ha puesto en marcha diferentes iniciativas durante los últimos años para el mantenimiento del suministro de agua, pero el abandono de la actividad salinera y la falta de una conservación adecuada del espacio natural harán muy costosa la recuperación de la producción de sal compatible con la mejora de la biodiversidad.

Aunque todavía será necesaria financiación para, entre otras cosas, la reparación de los canales de paso de agua, el dragado parcial de las charcas salineras, la reparación de motas, la instalación de una nueva bomba de suministro de agua, la reconstrucción de arquetas y de la nave salinera, ANSE confía en disponer en pocos meses de las autorizaciones administrativas derivadas del proyecto financiado con la ayuda de Nomen Foods, y comenzar los trabajos de recuperación de la zona oriental de las salinas.

Nomen Foods y su proyecto Earth

El grupo de alimentación Nomen Foods, produce y comercializa las marcas Nomen, Bayo y Segadors del Delta, además de graneles para industria y exportación.

Nomen es la principal marca del grupo y va dirigida al mercado de gran consumo. Además de una gran variedad de arroces, dispone de purés, sémolas, harinas, bebidas de arroz, pan rallado y platos preparados, entre otros. Bayo, con 40 años de historia, se dirige al canal Horeca y es una línea de productos para los profesionales de la hostelería y la restauración.

En el año 2009, la empresa lanzó la marca Segadors del Delta para agrupar las variedades redondo y Bomba que se cultivan en el Parque Natural del Delta de l’Ebre (Tarragona). También bajo la gama Segadors del Delta la empresa produce 1860, un licor de arroz.

Nomen Foods dispone de una moderna planta de producción en Deltebre (Tarragona), que emplea a 68 colaboradores y controla 5.500 hectáreas en la zona del Delta de l’Ebre.

A finales de 2019, la empresa, en el marco de un serio compromiso con el medio ambiente, lanzó Nomen Earth, un proyecto abierto a la participación de todos los consumidores. Se trata de Nomen Earth una nueva gama de arroz cuyos beneficios se destinarán en su totalidad a la financiación del proyecto de ayuda al medio ambiente que los consumidores elijan.

La iniciativa pretende ser un esfuerzo colectivo a favor del medio ambiente, algo así como un producto de todos para todos. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.