Tras el vuelo de las pardelas cenicientas para evaluar las Áreas Marinas Protegidas

anillando-pardela-isla-palomas-ANSE

Universitat de Barcelona, ANSE y el Instituto Español de Oceanografía trabajan conjuntamente para identificar las principales áreas de alimentación de la pardela cenicienta en el Levante español.

pardela cenicienta

Colocando un geolocalizador en una pardela canicienta /©ANSE 2018

Este estudio pretende evaluar en qué medida las áreas de alimentación de las aves marinas quedan dentro de la Red de Áreas Marinas Protegidas (RAMPE), entre otras las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Al mismo tiempo, otro objetivo fundamental del estudio es determinar los factores que modulan la interacción entre las pardelas cenicientas y la flota pesquera, especialmente con el palangre, en el que se han documentado capturas accidentales de pardelas a veces significativas.

Para obtener esta información se han llevado campañas de marcaje de pardela cenicienta con registradores GPS en varias colonias del Levante español, al mismo tiempo que se han usado datos de localización de barcos VMS (del inglés Vessel Monitoring System) para caracterizar espacial y temporalmente el esfuerzo pesquero de cada flota y de este modo poder determinar las zonas de mayor riesgo de interacción.

Pardela cenicienta

Marcando pardela cenicienta en la Isla de Terreros / © ANSE 2018

La especie elegida para el estudio, la pardela cenicienta, es una de las aves marinas más representativas del Levante español, y una de las afectadas por las capturas accidentales en los palangreros. Esta especie de hábitos pelágicos solo acude a tierra durante la época de cría, pudiendo permanecer fuera de la colonia durante más de una semana mientras buscan comida. Por su gran tamaño, es una especie que permite el uso de aparatos GPS que en otras especies no sería posible. Particularmente, ANSE ha llevado a cabo las campañas de las dos colonias existentes en el Sureste, la de la Isla de las Palomas en Cartagena, e Isla de Terreros en Almería, donde se han instrumentado con registrador de GPS 41 y 10 individuos respectivamente. Estas dos islas albergan las dos únicas colonias cercanas a la costa peninsular en el Mediterráneo. Otras dos campañas se realizaron paralelamente en Cala Morell (Menorca) y Columbretes (Castellón) por la Universitat de Barcelona.

Aunque ambas islas se encuentran en el Mediterráneo, en la Isla de las Palomas cría la especie mediterránea de pardela cenicienta (Calonectris diomedea) mientras que en la Isla de Terreros lo hace la atlántica (Calonectris borealis). A pesar de la poca distancia entre ambas colonias, sus áreas de alimentación prácticamente no se solapan. Mientras que las pardelas de Palomas se dirigen principalmente hacia el Sur y Sureste llegando a alcanzar la costa argelina, las de Terreros prefieren alimentarse en el Mar de Alborán llegando algunos ejemplares a salir al Atlántico.

Aunque aún es pronto, los primeros resultados ya indican que entre un 25% y un 45 % de las localizaciones donde las pardelas se alimentan tienen lugar dentro de un área marina protegida. Por tanto, la mayor parte del tiempo se alimentan fuera de la RAMPE, donde además existe un mayor solapamiento con las pesquerías.

Este proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la convocatoria de 2017 del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: