Cabo Tiñoso-La Azohía Reserva Marina

Ciberacción Cabo Tiñoso

Después de años de reivindicaciones de las organizaciones de defensa de la naturaleza (ANSE inició esta campaña hace una década), la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia está promoviendo la creación de la Reserva Marina de Interés Pesquero de Cabo Tiñoso (Cartagena), en una de las zonas más importantes de toda la Península Ibérica por su representatividad, singularidad y elevada biodiversidad marina.

La superficie inicialmente propuesta en los informes técnicos incluía 22.000 hectáreas. A día de hoy la propuesta incluye tan solo 1.200 ha. Por una parte, se excluyen las aguas de la costa montañosa occidental de la bahía de Cartagena, debido al supuesto inconveniente de incluir dos pequeñas zonas de fondeo de buques situadas al Este del cabo, y por otra el Ministerio de Medio Ambiente no ha iniciado aún los trámites para declarar protegida la zona de aguas exteriores de cañones submarinos (de conservación prioritaria), donde el Ministerio de Defensa se reserva el derecho de seguir desarrollando las actividades que considere convenientes, como también ha hecho con la zona de conservación prioritaria entre Cabo Tiñoso y La Azohía.

Cabo Tiñoso

Cabo Tiñoso, una de las zonas más ricas del Mediterráneo español desprotegidas © Juan Carlos Calvín

Desde ANSE, Greenpeace y WWF queremos que nos ayudes a pedir a los Ministerios de Fomento y Defensa un apoyo incondicional para la creación de un Área Marina Protegida en la zona de Cabo Tiñoso,que incluya al menos la superficie inicialmente propuesta (22.000 ha), que englobe diferentes zonas de Reserva Marina de Interés Pesquero.

Carta a los responsables políticos*

C.C Dª Rosa Aguilar
Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino

C.C D. Antonio Cerdá
Consejero de Agricultura y Agua de la Región de Murcia

Estimada Sra. Ministra de Defensa y Sr. Ministro de Fomento,

La Comunidad Autónoma de la Región de Murcia presentó en julio de 2009 el documento “Caracterización, Diagnóstico y Definición de Propuestas de Gestión del Ecosistema Marino Comprendido en la Zona de Cabo Tiñoso (Región de Murcia)”. Dicho documento proponía un área de Reserva Marina de Interés Pesqueros de unas 22.000 has, con una amplia representación de hábitat naturales de gran interés para la conservación de los recursos pesqueros.

El área, que está incluida en parte en el LIC ES6200048 Medio Marino de la Región de Murcia, es considerada una zona prioritaria de conservación para ANSE, Greenpeace y WWF debido a la variedad y complejidad de las biocenosis presentes, así como por su representatividad, elevada riqueza de especies, biodiversidad y buen estado de conservación.

Esta zona engloba hábitats y especies incluidos en los Anejos de la Directiva Hábitats, como praderas de Posidonia oceanica, cuevas submarinas y arrecifes. Su plataforma y talud continental son zonas importantes para el delfín mular y la tortuga boba. Pero además, cuenta con una zona de cañones submarinos de marcada singularidad y elevada importancia ecológica, que son de gran interés para la conservación de diversos recursos pesqueros y poblaciones de mamíferos marinos como el calderón común.

A día de hoy, el área propuesta como RMIP ocupa tan solo un 5% de su superficie inicial (1.200 ha). Esta reducción se debe a la exclusión de la mayor parte de la costa montañosa de la bahía de Cartagena, ya que en la propuesta inicial contemplaba dos pequeñas zonas de fondeo de buques situadas al Este de Cabo Tiñoso, y a la falta de inicio de los trámites de declaración de reserva marina para las aguas exteriores por el Ministerio de Medio Ambiente. Por otra parte, el Ministerio de Defensa se reserva la realización de “acciones de su competencia” (maniobras militares), incluso en las zonas de “conservación prioritaria”.

Considero que existe una excelente oportunidad de colaboración entre la administración estatal y la autonómica para dotar a esta zona de un estatus de protección acorde a su gran importancia ambiental y en cumplimiento de la Ley 42/2007 sobre el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, la Ley 41/2010 de Protección del Medio Marino y la Ley 3/2001, de Pesca Marítima del Estado y que permita conservar y gestionar adecuadamente los hábitats y las especies presentes en dicha área.

Por todo ello les solicito,

1. Que por parte del Ministerio de Fomento, a través de la Capitanía Marítima y la Autoridad Portuaria de Cartagena, apoye públicamente la creación de un Área Marina Protegida, que incorpore la superficie inicialmente propuesta (22.000 ha, con todas sus zonas) e incluya la Reserva Marina de Interés Pesquero de Cabo Tiñoso.

2. Que el Ministerio de Defensa retire la excepción para las actividades que la Armada desarrolla en las zonas de conservación prioritaria, presentes en la propuesta de RMIP de Cabo Tiñoso (incluido en el artículo 1 del decreto), e inicie una colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino para asegurar la protección y conservación de los hábitats y especies presentes en estas áreas.

Esperando que atiendan mi petición en aras de salvaguardar los océanos para las futuras generaciones, les saluda atentamente.

Nombre y apellidos*

Email* (por favor, comprueba que es correcto)

DNI o pasaporte*

Localidad

País

Mis datos son correctos y he leído y aceptado los términos y condiciones

*Campos obligatorios

*La carta será remitida a la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, al ministro de Fomento, a la ministra de Defensa y al consejero de Agricultura y Agua de la Región de Murcia.


El área de Cabo Tiñoso-La Azohía alberga, junto con Cabo de Palos y Cabo Cope, la flora y fauna mejor conservadas del litoral sumergido de la Región de Murcia, con una altísima diversidad de especies, comunidades submarinas con desarrollos óptimos, y paisajes de extraordinaria belleza y valor.

La calidad de sus aguas, la existencia de recursos pesqueros relativamente abundantes en el entorno de una costa sobreexplotada, la disposición de la plataforma continental, que alcanza importantes profundidades a escasa distancia del litoral, y otros factores como la escasa presencia de embarcaciones durante buena parte del año, facilitan así mismo la existencia de una población de delfines mulares.

Como en tantos otros lugares del litoral mediterráneo, la sobrepesca y las demandas de un turismo en continuo crecimiento, para el que se pretende construir un puerto deportivo, ponen cada vez en mayor peligro a este singular paraje, que debe ser protegido.

Valores naturales

El tramo montañoso comprendido entre La Azohía y Cabo Tiñoso delimita un litoral abrupto de enorme belleza paisajística. Los imponentes acantilados están constituidos por calizas y dolomías del Triásico, que se alzan de forma espectacular desde grandes profundidades hasta alcanzar alturas sobre el nivel del mar comprendidas entre los 20 y más de 200 metros. Sobre el substrato rocoso sumergido viven una alta diversidad de especies, agrupadas en una importante variedad de ambientes, algunos de los cuales son exclusivos de costas abruptas y profundas. La gruesa granulometría de los fondos blandos profundos se aúna para aumentar su importancia ecológica.

El área se encuentra calificada como de “alto valor ecológico” en el “estudio de caracterización, valoración ecológica y determinación de áreas a proteger en el litoral sumergido de la Región de Murcia”, realizado por la ya desaparecida Agencia Regional para el Medio Ambiente y la Naturaleza (ARMAN),en 1988-89, y revisado en 1998 por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma: “Con aguas claras y limpias que realzan formas y colores, con una fauna y flora de gran riqueza y variedad, con importantes enclaves esciáfilos, con una exuberante fauna de profundidad y con unos relieves abruptos, es un tramo con un valor paisajístico muy alto”.

Cabo Tiñoso-La Azohía está reconocida como una de las tres reservas marinas a proteger en el litoral de la Región de Murcia, dentro del Plan de Acondicionamiento de la Franja Costera elaborado por la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Agua, que pretende proteger los ecosistemas litorales que suponen áreas naturales de reproducción, alevinaje y desarrollo de especies de interés pesquero, con el objetivo de potenciar la pesca, particularmente de la flota artesanal. Sin embargo, la Reserva Marina aún no ha sido declarada.

Volver al índice

Litoral sumergido

En cuanto a la localización de las especies de interés especial, “el entorno de La Azohía puede considerarse como un oasis naturalístico en cuanto a rareza y diversidad. La disposición de la placa continental confiere a la zona un enorme valor faunístico y comercial. La poca extensión de la plataforma continental hace posible recolectar especies de profundidad en aguas relativamente someras, 20-40 metros de profundidad. En La Azohía, como en diversas zonas de Cabo Tiñoso, es posible encontrar gran número de especies esciáfilas y fotófilas (habitan zonas con poca y mucha luz respectivamente), lo que resulta de enorme interés para aquellas personas que quieren conocer la variedad faunística del litoral de la Región de Murcia sin equipo de inmersión. El factor de accesibilidad, de abundancia y de rareza de especies confiere a La Azohía un valor incalculable“. (J.C. Calvín y col. 1989).

Litoral sumergido

La zona cuenta con una importante presencia de comunidades superficiales, medias y profundas de substrato duro, y numerosas especies indicadores de un muy alto valor ecológico.

Las poblaciones de las zonas bien iluminadas (fotófilas), que llegan a sobrepasar los 30 m de profundidad, presentan un elevado número de algas verdes (Acetabularia, Codium), pardas (Halopteris, Padina) y rojas (Amphiroa, Jania). Entre los animales destacan numerosas esponjas (Ircinia), cnidarios (Anemonia, Aglaophemia), poliquetos (Spirographis), moluscos (Murex, Sepia), crustáceos (Balanus, Maja), erizos (Arbacia, Paracentrotus) y peces como los tordos (Labrus) o las coloridas doncellas (Coris).

Las comunidades de las zonas de penumbra (esciáfilas), de gran riqueza cromática, son características de profundidades intermedias, aunque aquí pueden ser observadas a poca distancia de la superficie. Es el llamado precoralígeno, en el que las algas rojas como Peyssonellia y Lithophyllum destacan sobre las verdes (Halimedea, Udotea) y pardas (Dyctyopteris). La diversidad faunística es muy notable, tanto en esponjas (Hymeniacidon, Clathrina), como en cnidarios como las anémonas incrustantes (Parazoanthus) y otras (Aiptasia), poliquetos (Serpula, Protula), moluscos como la ostra roja y el pulpo, o crustáceos como la cigarra. Son igualmente abundantes los salmonetes, Tripterygion y otras especies de peces, que comparten el hábitat con briozoos como el falso coral (Myriapora) o Margaretta, equinodermos como la Ofiura o la estrella de mar común, y ascidias como la esponja roja (Halocynthia).

morena

Aunque cada día más escasas, es posible encontrar todavía en la zona dos grandes especies de crustáceos decápodos, de gran interés comercial, como son la langosta y el bogavante.

pecesLas extensiones de la planta Posidonia oceanica, con un aspecto entre denso y muy denso, ocupan las ensenadas y calas, y en especial las zonas arenosas del entorno de La Azohía-Cala Cerrada. Las praderas de esta planta son uno de los ecosistemas submarinos más productivos, siendo considerados como verdaderos “bosques” en el mar, y desempeñando un gran interés para un buen estado de las pesquerías locales. Esto se debe tanto a la importancia para la alimentación como por facilitar cobijo en sus enmarañadas cintas a los peces, moluscos y demás componente de la fauna marina, siendo algunos de ellos muy importantes para la economía local. En las arenas encontramos también otras formaciones de fanerógamas (Zostera, Cymodocea).

En las aguas que rodean la mole rocosa entre Cabo Tiñoso y La Azohía es fácil la observación de numerosas especies pelágicas -que viven en mar abierto- como la lecha y la barracuda, a veces formando grandes cardúmenes. A pesar de su intensa persecución, es también posible encontrarse aún con grandes predadores marinos como los congrios, morenas y meros, que se refugian en zonas cada vez más profundas.

Volver al índice

Litoral emergido

La costa acantilada que se levanta bruscamente desde el mar constituye un magnífico refugio para numerosas especies de aves, entre las que destaca el Halcón peregrino, residente habitual de los cantiles. Pardelas cenicientas y Paiños mediterráneos se reproducen en un islote cercano, obteniendo las primeras una parte importante de su alimentación del aprovechamiento de los descartes de los barcos arrastreros que faenan en la zona. Entre las plantas aparecen también especies de gran interés, como el cornical y diversas rupícolas (viven directamente sobre las rocas), algunas de reducida distribución en Europa.

Cabo Tiñoso

Al igual que el área de Cabo de Palos-Islas Hormigas, la primera Reserva Marina del litoral de la Región de Murcia, también Cabo Tiñoso-La Azohía responde a todos los criterios medioambientales que internacionalmente se consideran para seleccionar las zonas de mayor valor ecológico:

  • Presenta una alta diversidad de hábitat y especies.
  • Presenta una alta “naturalidad”, al ser zona suficientemente alejada de núcleos urbanos, siendo escasa la humanización de los mismos.
  • Constituye una buena “representación” de las biocenosis bentónicas mediterráneas.
  • Presenta suficiente “extensión” para asegurar el desarrollo de las especies o comunidades que albergan.
  • Presenta un alto “valor potencial” como posible zona de recuperación de especies muy castigadas.
  • Acoge especies y biocenosis cuyo alto “desarrollo-rareza”- necesita de la zona tal como está para permanecer y no ser sustituidas por especies o biocenosis más oportunistas o cosmopolitas.
  • Presenta un “atractivo intrínseco” en función de los diferentes usos que se pueden tener una vez protegida: científico, educacional, ocio, cultural, etc.

A los valores naturales se unen los culturales, y en especial la presencia de la “almadraba” que todos los años se cala desde la punta de La Azohía, para la captura de melva, bonito, lecha y otras especies de peces migradores. Este laberinto de redes era ya utilizado en las costas de Cartagena en época romana, habiéndose encontrado junto a la desembocadura de la rambla de la Bocaoria restos arqueológicos de fábricación de salazones.

Volver al índice

Un espacio natural clave para la conservación del delfín mular

delfínDesde 1992, la Asociación Alnitak desarrolla un seguimiento a largo plazo de las poblaciones de cetáceos del sudeste peninsular, con especial enfoque en aquellas que, como el delfín mular (Tursiops truncatus) están consideradas prioritarias tanto a nivel nacional como internacional por la Convención de Berna, Convención de Washington, etc.

El delfín mular es un delfín gregario (vive habitualmente en grupos) que en el Mediterráneo ocupa las aguas costeras de la plataforma continental principalmente. La alimentación de esta especie, basada sobre todo en peces demersales, la ha llevado a competir directamente con el hombre. La escasez de alimento, como resultado de una sobre-explotación de los recursos de la plataforma continental mediterránea es, sin lugar a dudas, una de las principales causas de su regresión en este mar.

Los resultados analizados hasta la fecha han permitido identificar la franja costera del Cabo Tiñoso y la Bahía de la Azohía como uno de los hábitats preferenciales para las últimas poblaciones de delfín mular presentes en aguas de la Comunidad Autónoma de Murcia.

En la zona confluyen, sin embargo, diferentes actividades: aprovechamiento de los recursos pesqueros mediante artes como el arrastre, cerco, trasmallo, cultivos marinos, etc., realización de pruebas militares submarinas y de superficie, pesca deportiva, etc., cuya incidencia sobre la población de delfines mulares ha sido documentada por ANSE en aspectos como captura para delfinarios, muerte por interacción con la pesca, varamientos y otros.

En la última década, ANSE-Cartagena viene recopilando igualmente información sobre los varamientos de pequeños cetáceos en las costas de la Región de Murcia, así como de las posibles interacciones con actividades humanas de las especies más costeras.

Volver al índice

Problemática

almadrabaComo en el resto del litoral de la Región de Murcia, también en Cabo Tiñoso-La Azohía la sobrepesca supone uno de los problemas que más contribuyen a la disminución de su riqueza piscícola y ecológica. La práctica no regulada de la pesca submarina, trasmallo y otras artes ha provocado la casi desaparición de especies como el mero, la cigala o el bogavante entre otras.

La recolección del dátil marino ha ocasionado daños localizados a las comunidades de fondos rocosos umbríos, ya que para su extracción se destruye la roca mediante martillos, acabando con esponjas, moluscos, cnidarios y cuanta fauna y flora se adhiere al substrato.

En las proximidades de la Punta de La Azohía, y en el denominado Rincón de Salitrona, se localizan dos grandes plantas de engrase de atún rojo, que podrían incidir negativamente en las comunidades submarinas –en especial la segunda de ellas- debido principalmente a los detritus excretados por los atunes.

Cerca de la desembocadura de la rambla de la Bocaoria, junto al pequeño embarcadero de La Azohía, se pretende construir un puerto deportivo, promovido por la Asociación de Vecinos, que cuenta con el apoyo de veraneantes propietarios de embarcaciones y promotores urbanísticos. No muy lejos, junto a la desembocadura de la rambla del Cañar, la empresa Isla Plana, S.A. promueve otro puerto deportivo.

La pradera de Posidonia de La Azohía es la única del litoral de la Región de Murcia que florece todos los años, debido a las especiales condiciones térmicas de sus aguas.

En numerosos puntos del litoral mediterráneo las poblaciones de Posidonia se han visto afectadas por obras de infraestructura como la que se pretende realizar ahora en La Azohía. Las dos opciones que se plantean para el primero de los puertos (una muy próxima a la Punta de La Azohía y otra junto a la desembocadura de la rambla de la Bocaoria), afectarán en mayor o menor medida a fondos rocosos y praderas de Posidonia, requiriendo además el dragado de la zona con la consiguiente eliminación de las comunidades submarinas. Su construcción no solo dañará los fondos, sino que causará problemas derivados de la mala circulación de las aguas, vertidos de las embarcaciones y aumento notable de visitantes en el entorno de la futura Reserva Marina, relanzando además el desarrollo urbanístico de uno de los parajes menos masificados de la costa de Cartagena.

Las comunidades de Posidonia oceanica se encuentran protegidas por la “Directiva de Hábitats” Directiva 92/43/CEE, del Consejo de las Comunidades Europeas, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. La clasificación en el Programa CORINE BIOTOPOS, en su apartado sobre aguas marinas y medios mareales, las “Praderas de Posidonia”, aparecen como “hábitat prioritario”.

La construcción del puerto deportivo, en cualquiera de sus dos alternativas, supondrá además la desaparición de una porción de playa utilizada tradicionalmente para el baño por los habitantes de la zona, y el sepultamiento de fondos rocosos bajo toneladas de hormigón en caso de elegirse la más próxima al pequeño embarcadero existente.

Es muy posible que, a medio-largo plazo, la almadraba que cada primavera se cala en la zona para la pesca del bonito, melva y otras especies de peces migradores, se viera afectada negativamente por la existencia del puerto y el tráfico a él asociado. No es cierto que el puerto sea necesario ni beneficioso para los pescadores artesanales.

El muy alto valor paisajístico que, aún hoy, mantiene esta costa, quedaría gravemente afectado, suponiendo consecuencias negativas para un turismo diferente, que prefiere las especiales condiciones de transparencia y claridad de sus aguas, además de la escasa masificación.

Volver al índice

Reserva marina

Las zonas de reserva marina tienen entre otros fines proteger los ecosistemas marinos con características ecológicas diferenciadas y que presentan un especial interés para la regeneración de los recursos pesqueros, y en las que se restringen o prohibe el ejercicio de las actividades que puedan alterar su equilibrio biológico.

Anse-Cartagena considera que la declaración de la zona como Reserva Marina, al igual que ha ocurrido en Cabo de Palos-Islas Hormigas, debería tender sobre todo a una reorientación de usos, y no a una mera prohibición y restricciones abocadas al fracaso. Es importante resaltar al respecto que la creación de reservas submarinas en el litoral mediterráneo español ha supuesto en todos los casos importantes mejoras socioeconómicas. De esta manera, las medidas a tomar deberían ser:

  • Realizar una zonación que asegure la compatibilidad de la conservación de la zona con los distintos usos: educativos, científicos, turísticos, etc.
  • Prohibición total de la pesca submarina y el marisqueo (pulpos, dátiles, langostas, cigarrones, etc.) y regulación de la pesca deportiva desde pequeñas embarcaciones.
  • Prohibición de la pesca profesional desde embarcaciones de alta potencia (arrastre y pelágica).
  • Regulación de la pesca profesional artesanal.
  • Prohibición de cualquier tipo de vertidos.
  • Prohibición de cualquier obra marítima (incluidas puertos y regeneraciones de playas).
  • Regulación de las actividades de buceo.
  • Regulación del acceso y anclaje de embarcaciones.
  • Potenciación de las actividades de educación ambiental.
  • Prohibición de maniobras militares que conlleven explosiones tanto en superficie como en profundidad, o el uso de sonares potentes que puedan afectar a los cetáceos.

Volver al índice

Tu colaboración es importante

  • Envía esta carta a los responsables políticos desde nuestra web.
  • Envía cartas solicitando la creación de una Reserva Marina en Cabo Tiñoso-La Azohía al Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación y al Consejero de Medio Ambiente, Agricultura y Agua de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.
  • Escribe al Consejero de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia oponiéndote a la construcción de un puerto deportivo en La Azohía.
  • Escribe al Ayuntamiento de Cartagena pidiendo la construcción de una depuradora que evite el vertido al mar de aguas residuales en toda el área de La Azohía-Isla Plana.
  • Haciéndote socio de ANSE colaboras en las campañas en defensa del litoral.

Volver al índice