Un nuevo espacio verde para los polinizadores en Beniel

El año 2020 terminó con un nuevo jardín para polinizadores en el Municipio de Beniel. Voluntarios de distintas edades plantaron más de 150 plantones de especies de flora autóctona con la intención de crear un espacio para estos insectos.

Voluntarios de todas las edades (cumpliendo con las normas de protección frente al COVID) procedieron el pasado 30 de diciembre a la plantación de unos 150 ejemplares de plantas autóctonas en el jardín próximo al Cementerio Municipal, con objeto de adecuar este espacio verde a la conservación de los polinizadores de la zona.

En la actividad se plantaron diversas especies de flora autóctona, algunas de pequeño porte como jaras (Cistus clusii, C.albidus), lavandas (Lavandula dentata), siemprevivas (Helichrysum stoechas), manzanilla borde (Santolina chamaecyparissus), y otras de mayor tamaño como lentiscos (Pistacia lentiscus) o saugatillos (Vitex agnus-catus). Especies que garantizan un suministro de polen y néctar para estos insectos durante todo el año, ya que su floración es escalonada.

Esta actividad se enmarca en el acuerdo firmado el pasado mes de diciembre, entre ANSE y el Ayuntamiento de Beniel, para incluir a este término municipal en la “Red de Municipios para la adaptación de los Polinizadores al Cambio Climático” estableciendo un marco de colaboración entre ambas entidades que permita adoptar medidas de conservación de los insectos polinizadores en las zonas verdes gestionadas por el Ayuntamiento.

Conviene recordar, que las entidades municipales pueden realizar importantes aportaciones en la conservación de los polinizadores, ya que diversos estudios científicos apuntan a la importancia de las zonas urbanas para la conservación de estos insectos. En muchos casos, las zonas urbanas actúan como reservas para los polinizadores, presentando una mayor diversidad que las áreas agrícolas y que las reservas naturales próximas. En este sentido, las zonas verdes por su amplia diversidad de especies y por sus extensos periodos de floración parecen jugar un papel primordial. En ese sentido, el decálogo incluido en el documento “Medidas para la conservación de la biodiversidad de los polinizadores silvestres en la península ibérica” propone “aumentar la disponibilidad de flores en el medio silvestre, áreas agrícolas y ciudades”. Precisamente, la ejecución de jardines para polinizadores (“garden pollinator”) es una tendencia en el mundo anglosajón, así en EEUU existe una campaña para alcanzar el millón de jardines destinados a la conservación de estas especies de insectos.

El Proyecto “Corredores agrícolas para la adaptación al cambio climáticos de poblaciones de polinizadores” pretende animar a los Ayuntamientos del Sureste Ibérico (Almería, Murcia y Alicante) a implementar las medidas de la Estrategia Nacional para la Conservación de los Polinizadores, recientemente aprobada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECORD).

La iniciativa se enmarca en el proyecto “Corredores agrícolas para la adaptación al cambio climático de poblaciones de polinizadores” con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, así como la empresas Naturgreen y Ecomil. El proyecto cuenta con la supervisión científica del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (IMIDA).

adaptacionCC #polinizadoresCC

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.