Un día para recordar a bordo del Else

El pasado 17 de junio se vivió a bordo del Else una jornada de navegación de las que solo se dan con un intervalo de años. Tras navegar el día 16 entre Cartagena y Cabo de Palos con un buen día de avistamientos, registrándose dos grupos de calderón común (Globicephala melas) y uno de delfín listado (Stenella coeruleoalba), el día 17 se zarpó de puerto temprano con el ánimo de aprovechar bien el día antes de que se levantara viento.

Tras apenas una hora de navegación, al sur de Cabo de Palos y en unos 400 metros de profundidad, se avistó un cachalote (Physeter macrocephalus), de una longitud de 8 a 9 metros. Durante una hora se permaneció en sus proximidades con el ánimo de esperar al momento de la inmersión, ya que es entonces cuando muestra la aleta caudal y se puede fotografiar.

Estas fotografías se utilizan para elaborar catálogos de fotoidentificación, ya que las muescas y manchas de las aletas son características de cada individuo y permiten su seguimiento individualizado.

Cachalote con su peculiar soplo dirigido hacia adelante (J. L. Murcia/ANSE)

Cachalote con su peculiar soplo dirigido hacia adelante (J. L. Murcia/ANSE)

Aparte de las fotografías de la caudal, se obtuvieron bastantes del ejemplar mientras descansaba en superficie entre inmersiones, y un vídeo submarino conseguido con una cámara protegida con carcasa de buena calidad y sorprendente por lo raro y difícil que es obtener este tipo de material visual para esta especie en concreto en aguas de la Región de Murcia. Podréis ver el vídeo en breve en nuestro canal de Youtube.

Captura de fotograma del vídeo del cachalote sumergido. Se puede ver toda la superficie ventral del mismo. (J. L. Murcia/ANSE)

Captura de fotograma del vídeo del cachalote sumergido. Se puede ver toda la superficie ventral del mismo. (J. L. Murcia/ANSE)

El resto del día transcurrió con relativa normalidad, con varios avistamientos de delfines listados y uno de calderones comunes. La sorpresa saltó por la tarde, durante el último bordo del barco, entre la Playa del Gorguel pegados a costa y el antiguo vertedero de explosivos en más de 1000 metros de profundidad y a unos 15 kilómetros al sur de Cartagena.

A unos 700 metros se avistó un nuevo grupo de calderones comunes, pero mientras se tomaban los datos y se fotografiaban aletas, se avistó el soplo de un rorcual común (Balaenoptera physalis) acompañado de los salpicones de un grupo de delfines listados.

El rorcual común pasó navegando a unos 7 nudos de velocidad (la velocidad de crucero del Else es de 6 nudos, para comparar) a unos diez metros, mientras que varios delfines listados navegaban a toda velocidad a poca distancia de su cabeza. Al poco de dejarnos atrás se pudo constatar que había dos soplos de respiración, por lo que el avistamiento constaba de dos ejemplares. Solo se pudo fotografiar la aleta dorsal para fotoidentificación de uno de ellos, ya que la persecución posterior resultó inútil por la velocidad con la que navegaban rumbo oeste.

Rorcual común avistado al sur de Cartagena (J. L. Murcia/ANSE)

Rorcual común avistado al sur de Cartagena (J. L. Murcia/ANSE)

Momento de la inmersión del cachalote en el que muestra su aleta caudal (J. L. Murcia/ANSE)

Momento de la inmersión del cachalote en el que muestra su aleta caudal (J. L. Murcia/ANSE)

El cachalote es la especie de cetáceo con dientes (odontoceto) más grande que existe, con tamaños medios registrados de 15 metros y máximos de 17 metros. Los ejemplares vistos en nuestra zona se encuentran normalmente en paso entre los que se registran en el Estrecho de Gibraltar y los que se reproducen en el Mar de Liguria.

El rorcual común es una ballena barbada (misticeto) y es el segundo animal más grande del planeta, solo inferior a la ballena azul (Balaenoptera musculus), con tamaños medios de 22 metros de longitud y máximos de 27. El ejemplar que pasó al lado del barco alcanzaba fácilmente los 15 metros de longitud (la eslora del Else). Los que se ven por la zona se encuentran en paso entre las zonas de alimentación y reproducción del mar de Liguria y el océano Atlántico.

Lo excepcional de los avistamientos reside en que, de las siete especies que se pueden ver en la zona, éstas dos son las más difíciles de ver, y mientras que ha habido días de navegación en que se han podido avistar cuatro y hasta cinco especies de cetáceos, es la primera vez que se ven las dos “grandes” en el mismo día.

Estas navegaciones se realizan en el marco del proyecto “Delfín mular y Calderón gris en LICs marinos de Murcia y Andalucía: reevaluando su estatus poblacional en Red Natura 2000”, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Como siempre, puedes seguir el desarrollo del proyecto a través de la web de ANSE y las redes sociales, como Facebook y Twitter.

A %d blogueros les gusta esto: