Sabinas y enebros de las dunas crecen en el Molino del Agua

Las sabinas y enebros de las dunas plantados este pasado invierno en el Molino del Agua, Torrevieja, crecen y superan los meses de verano. Estas especies, escasas en el litoral Alicantino, recuperan así parte de su distribución en este espacio dunar que actúa como corredor litoral entre dos importantes zonas húmedas del litoral alicantino como son las Salinas de Santa Pola y las Lagunas de Torrevieja y La Mata.

Ejemplares de sabina de las dunas (Juniperus turbinata) implantados por ANSE en el Paraje Municipal del Molino del Agua, Torrevieja. Foto: ANSE (c).

Durante el pasado invierno, técnicos de ANSE, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Torrevieja y de la empresa de alimentación ecológica Naturgreen, llevaron a cabo la plantación de unos 250 ejemplares de sabina (Juniperus turbinata) y enebro de las dunas (Juniperus macrocarpa) en el Paraje Municipal del Molino del Agua, Torrevieja.

En el momento de la implantación, se incluyeron protectores y se instaló riego por goteo, lo que ha permitido que la supervivencia de los plantones pasados los meses más crudos del verano supere el 90%. Este riego será retirado cuando pase un par de años desde la implantación y la planta se encuentre perfectamente enraizada.

Ejemplar de enebro de las dunas en el Molino del Agua, Torrevieja. Foto: ANSE (c).

Ambas especies se encuentran incluidas en el Catálogo Valenciano de Flora Protegida y se encontraban extintos en el sur de la provincia de Alicante. Los últimos ejemplares de enebro de la provincia de Alicante se encuentra en el norte de la misma (entorno de Benidorm, Jávea, Cabo de la Nao) así como en la dehesa de El Saler (Valencia), mientras que los escasos ejemplares de sabina de las dunas quedaron relegados en el Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar (Murcia). Ambas especies formaron extensos bosques en en los sistemas dunares del Sureste Ibérico durante la Edad Media, existiendo referencias en distintos textos antiguos de su presencia en La Manga (Murcia) y evidencias de que también lo estuvieron en el litoral sur alicantino.

Los ejemplares de enebro marino han sido proporcionados por los Viveros del Saler del Ayuntamiento de Valencia, tras los trámites gestionados por la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Torrevieja.

Durante los próximos meses se ampliará hasta llegar al objetivo de los 500 plantones de estas y otras especies típicas de los arenales del Sureste Ibérico, apoyando esta acción con otras como la retirada de residuos y de especies exóticas invasoras en el entorno de las nuevas plantaciones.

Estos trabajos de repoblación en parajes naturales de Torrevieja se enmarcan dentro de la recuperación de especies de flora desaparecidas en el litoral sur de la provincia de Alicante, y cuenta con el apoyo de la Conselleria de Medio Ambiente a través de sus servicios técnicos de flora.  Estas actuaciones se contemplan en el Convenio de Actividades de Repoblación, Conservación de Fauna y Voluntariado, suscrito entre Naturgreen y ANSE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.