Proyecto Posidonia-Escuela del Mar

El coste del proyecto

Dejar al ELSE en condiciones aptas para la navegación, es decir, reparar toda la carpintería, motor, jarcias, velas, pintar, …, y dotarlo de instrumentos de navegación, hubiera superado con seguridad los diez millones de pesetas si el trabajo se hubiera llevado a cabo exclusivamente por profesionales. Este fue al menos el presupuesto mínimo (independientemente de nuevos equipos de navegación) del que nos hablaron los especialistas en la materia antes de iniciar los trabajos de restauración.

Sin embargo, la realización de buena parte de los trabajos por miembros de la Asociación y voluntarios colaboradores ha reducido de forma notable los costes, con lo que la primera fase y segunda fases de la restauración, que incluyen materiales varios, trabajo de carpinteros de ribera, compra de pinturas, estopa y aceites, piezas para el motor, pago de grúa y varada en puerto no ha llegado a superar los 5,5 millones de pesetas.

En las varadas de los años 2001 a 2003 se pretende la substitución del palo de mesana, de la llave, escalamotes y regala del costado de babor y, en último caso, si se contara con suficiente ayuda, se procedería a la colocación de un nuevo motor. La adquisición de instrumentos de navegación básicos y numerosos detalles se realizan simultáneamente a los trabajos de mantenimiento y restauración anuales.

Para el mantenimiento anual de la embarcación, que incluye las tasas de puerto, seguro, subida a dique seco al menos una vez al año, tratamiento de cubierta y casco con aceite y barnices, puesta a punto del motor, reposición de cabullería, etc., se estima una cuantía de entre 800.000 y 1.000.000 de pesetas.

Ninguna institución pública ni privada colaboró inicialmente en la restauración propiamente dicha de la embarcación. Incluso la Autoridad Portuaria de Cartagena ha denegado sistemáticamente el punto de amarre gratuito, demandando judicialmente a ANSE a pesar de los escritos recibidos de diferentes administraciones confirmando la realización de actividades conjuntas.

La recepción a principios de 1999 del Premio Nacional de Medio Ambiente “Joven y Brillante” para el Proyecto Posidonia supuso un importante impulso a la restauración del ELSE, y junto con la concesión de una subvención por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de Murcia, permitió emprender la segunda fase de la restauración del barco previa a la puesta en marcha de la Escuela del Mar. Las ayudas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo para sendos programas de voluntariado ha contribuido igualmente al mantenimiento del barco.

Volver al índice

A %d blogueros les gusta esto: