Primeros resultados del proyecto de evaluación de las interacciones de delfín mular con artes de pesca artesanales de ANSE

El velero Else ha navegado 3.312 kms (casi 1.800 millas náuticas) a la búsqueda de delfines mulares en aguas de Alicante, Región de Murcia y Andalucía.

Estos días llega a su fin el proyecto “Compatibilidad de Delfín mular Tursiops truncatus con actividades pesqueras en áreas marinas protegidas”, con el que ANSE ha recabado información en las costas de las provincias de Alicante, Murcia, Almería y Málaga durante gran parte de 2019. El proyecto ha estudiado las  interacciones que se producen entre delfines mulares y artes de pesca artesanales de enmalle, y estos días se comparte la información con representantes de cofradías de pescadores para evaluar la situación actual, la necesidad de continuar con la recogida de información y otras posibles acciones.

Delfín mular interaccionando con un arte de pesca artesanal frente a Torrevieja (A. Morata/ANSE).

Las líneas de investigación han sido tres: una en la mar, a bordo del motovelero Else, realizando campañas oceanográficas a la búsqueda de manadas costeras de delfines mulares, otra a través de encuestas a los pescadores de artes menores de distintas cofradías, y, por último, información obtenida a través de hidrófonos localizados en las artes de pesca. Para todas ellas se ha contado con la colaboración de las cofradías de pescadores de San Pedro del Pinatar, Cartagena, Adra y Caleta de Vélez.

En el mar se han llevado a cabo cuatro campañas de navegación: dos entre Santa Pola y Cabo de Palos, y dos entre Adra y Caleta de Vélez. Las zonas de estudio han abarcado las costas adyacentes a las cofradías de pescadores objeto de estudio así como áreas marinas protegidas y espacios de la Red Natura 2000. Se ha cubierto toda el área de estudio de manera homogénea y hasta los 100 metros de profundidad realizando transectos lineales. En el marco del proyecto el Else ha navegado un total de 3312 kilómetros durante 309 horas. De este total, 1849 kilómetros han sido realizando los transectos propuestos para la toma de datos, lo que ha supuesto 157 horas en las que se han tomado datos de cetáceos, aves marinas y basura flotante.

Se han obtenido un total de 55 avistamientos a bordo durante el proyecto: 23 de delfín mular (Tursiops truncatus), 12 de delfín listado (Stenella coeruleoalba), 5 de delfín común (Delphinus delphis), 2 de rorcual común (Balaenoptera physalus), 3 de calderón común (Globicephala melas), uno de calderón gris (Grampus griseus) y 9 sin identificar. En total han sido 23 horas y 40 minutos navegando con cetáceos a lo largo de 146 kilómetros. En los análisis preliminares ya se han detectado algunas recapturas fotográficas de individuos previamente conocidos por ANSE e incluidos en el catálogo de casi 700 ejemplares distintos. Es el caso de las hembras de delfín mular TT_D0105 (foto) y TT_D0119 avistadas este año cerca de Tabarca. Se trata de viejas conocidas de la asociación y detectadas varias veces desde 2009.

Delfín mular avistado frente al Cabo Sacratif, en Motril, Granada (A. Morata/ANSE).

Durante las navegaciones se ha recopilado información igualmente sobre las poblaciones de aves, de las que han sido contabilizados 14706 ejemplares pertenecientes a 22 especies distintas, y de basuras marinas, cuyos resultados serán presentados como parte de una colaboración con el proyecto Libera, de SEO-Birdlife y Ecoembes.

Paralelamente a las navegaciones se han realizado encuestas a pie de lonja en las cofradías de pescadores de Santa Pola, San Pedro del Pinatar, Cabo de Palos, Adra y Caleta de Vélez. Un total de 42 barcos de artes menores de enmalle han participado detallando información sobre los daños en sus redes. En total ha supuesto una cobertura de un 57% de los barcos faenando con artes de pesca de enmalle en las zonas de estudio. Mediante las encuestas se ha detectado que un 93% de los pescadores encuestados ha tenido alguna vez problemas en sus redes debido a los delfines. También se ha podido comprobar que los daños se producen principalmente por delfín mular y no por otras especies de cetáceos observadas en otras ocasiones. Los resultados preliminares indican que los avistamientos por parte de los pescadores son frecuentes a lo largo del año, lo cual podría indicar que los delfines se han adaptado a buscar comida en una gran variedad de artes de enmalle dirigidas a diferentes especies objetivo.

Fotografía de aleta dorsal de delfín mular TT_D0105 con marcas muy aparentes (A. Morata/ANSE)

La tercera fuente de información en el proyecto ha sido la utilización de hidrófonos omnidireccionales para detectar la presencia de delfines cerca de las artes de pesca en los momentos en que las redes están caladas. Con la colaboración de seis embarcaciones de cuatro cofradías diferentes, ha sido posible la colocación de estos hidrófonos en cuatro zonas. Se analizarán las 561 horas de registro obtenidas durante 67 jornadas de pesca diferentes.

Toda esta labor no habría sido posible sin la colaboración de numerosos voluntarios que han prestado su tiempo y esfuerzo en la toma de datos, y para los que ANSE ha realizado tres ediciones del cursillo de formación en la metodología de a bordo.

Pescador artesanal de Caleta de Vélez mostrando los daños causados en sus redes por interacción con delfín mular (A. Morata/ANSE)

El proyecto “Compatibilidad de Delfín mular Tursiops truncatus con actividades pesqueras en áreas marinas protegidas” cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el FEMP (Fondo Europeo Marítimo y de Pesca). Otras entidades que colaboran son la Cofradía de Pescadores de Caleta de Vélez, la Fundación Azul Marino, el Proyecto Libera y la Red de Reservas Marinas de España.

A %d blogueros les gusta esto: