Preocupación por los vertidos del emisario de Cala Reona

Diversas asociaciones suscriben este comunicado: la Asociación de Vecinos de Cabo de Palos, Pescadores de Cabo de Palos, la Asociación de Vecinos Cobaticas-La Jordana, Procabo, Pacto por el Mar Menor, Ecologistas en Acción de la Region de Murcia, la Asociación de Empresarios de Cabo de Palos y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE).

Organizaciones vecinales, ecologistas y profesionales preocupadas por la situación del vertido en Cala Reona (Cartagena) se han reunido para valorar la situación y llevar a cabo acciones conjuntas.
Consideran necesaria una solución urgente para solventar la situación actual del emisario, pero también demandan una solución global y definitiva para todos los problemas de depuración de las aguas residuales procedentes de La Manga y de las poblaciones del Mar Menor Sur y de sus vertidos al Mar Mediterráneo, recurrentes durante décadas.

Emisario Cala Reona. Foto: Javier Ferrer

Varias organizaciones vecinales, ecologistas y profesionales del entorno de Cabo de Palos y del Mar Menor, se han reunido para analizar la problemática situación del deficiente sistema de recogida y de depuración de las citadas aguas residuales en la EDAR Mar Menor Sur, cuyos efluentes son vertidos a través del emisario de Cala Reona en vez de ser reutilizadas, dada la escasez de agua en la Comunidad Autónoma de Murcia. Las continuas roturas del emisario hacen que, en la actualidad, el vertido se produzca a escasos metros de la orilla, lo cual genera una gran preocupación por las posibles afecciones a la Salud Pública de los usuarios, a la pesca profesional y al medio ambiente marino.

En la reunión, las organizaciones también valoraron la reciente publicación en el BOE del proceso de licitación para la redacción del proyecto de un nuevo emisario, así como de la mejora en los tratamientos de la citada depuradora, por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), aunque echan de menos que a la EDAR Mar Menor Sur no se le dote de un tratamiento cuaternario que elimine los contaminantes emergentes (fármacos, cosméticos y de cuidado personal, etc.) de manera que sus efluentes carezcan de esta carga química y produzcan menos impactos en los espacios marinos protegidos.

Ante la situación de la depuración, del emisario y los recientes anuncios, las organizaciones han querido manifestar los siguientes puntos:

Se muestran muy preocupadas, ya que esos vertidos siguen ocurriendo a día de hoy y un riesgo para la salud de los usuarios por la presencia de bacterias y virus propios de las aguas fecales. Además, están causando un perjuicio a la pesca profesional y “Franja Litoral Sumergida de la Región de Murcia” y a la Reserva Marina de Cabo de Palos-Islas Hormigas.

Por ello, instan al Ayuntamiento de Cartagena, así como a la Consejería de Salud de la Comunidad Autónoma, para que adopten las medidas oportunas para evitar este riesgo, mientras llega la solución definitiva, incluido el cierre para el baño de la playa de Cala Reona, y otras cercanas, si fuera necesario.
En este sentido, exigen a ESAMUR y al Ayuntamiento de Cartagena que realicen las obras de emergencia necesarias para reparar provisionalmente el actual emisario, sumergiéndolo y alejándolo de la costa, mientras se aprueba y se ejecuta el nuevo Proyecto.

Además, estos organismos son también los responsables de los vertidos de aguas residuales sin depurar, a través de varios emisarios ilegales existentes a lo largo de toda La Manga. Los vertidos de estas aguas no pasan por la EDAR Mar Menor Sur, ocurren cuando se producen problemas en las estaciones de bombeo, como han podido comprobar los pescadores de la zona, y fue denunciado por ANSE y vecinos de La Manga el pasado verano. Por ello, exigen que se pongan en marcha las soluciones necesarias y eficaces para resolver esta problemática definitivamente.

Ante el anuncio de un nuevo proyecto de emisario y mejora en los tratamientos de las aguas residuales de la EDAR Mar Menor Sur, las organizaciones muestran su satisfacción porque se haya empezado a dar una solución más definitiva a estos vertidos y reclaman al Ministerio que el nuevo emisario se ejecute con la mayor prontitud y con las condiciones técnicas necesarias para evitar sus roturas por el oleaje y las corrientes, como ha venido sucediendo con el actual por no haber sido enterrado en el lecho marino.

Asímismo demandan a las administraciones competentes que, conforme a la normativa europea, se adopten políticas serias y eficientes de reutilización de las aguas residuales depuradas, para evitar el impacto que tiene su vertido al mar en el ecosistema marino y para contribuir a paliar la falta de agua en la Región promoviendo un uso eficiente de la misma mediante su reutilización.

Por último, las organizaciones firmantes advierten que, si no se da una solución urgente, aunque sea temporal, a la situación del emisario de Cala Reona, no descartan llevar a cabo movilizaciones ciudadanas y acciones judiciales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.