Medio centenar de personas descubren la importancia de la EDAR de Beaza para las aves

Más de 50 personas participaron ayer en las actividades que, con motivo del día de los humedales, han organizado Hidrogea y ANSE con la colaboración del Ayuntamiento de Cartagena. Los participantes han realizado un itinerario ornitológico guiado y han participado en un taller de confección de cajas refugio para murciélagos.

Medio centenar de ciudadanos participaron ayer en las actividades desarrolladas en la EDAR Cabezo Beaza  (Cartagena) y organizadas por ANSE e Hidrogea, en colaboración con el Ayuntamiento de Cartagena,  con motivo del Día mundial de los humedales que se celebra  de forma global a principios de febrero. Este año, la temática central del Día mundial ha sido la relación entre humedales y zonas urbanas y cómo estos contribuyen a mejorar las condiciones de vida de los habitantes.

La EDAR Cabezo Beaza es un humedal artificial originado por el almacenamiento de las aguas  procedentes de la ciudad de Cartagena, tras su depuración y  previo a su uso en la agricultura del campo de Cartagena. Estas grandes lagunas artificiales son muy utilizadas por las aves acuáticas de forma que constituyen una de las principales localidades de concentración postnupcial y de invernada para diferentes especies de aves acuáticas, algunas de ellas protegidas y amenazadas, tales como la malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala) o el zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis).

La importancia que han cobrado los humedales artificiales para la conservación de diferentes especies de aves supone un excelente ejemplo de cómo la adecuada gestión de los recursos  (en este caso depuración y posterior reutilización de aguas residuales) puede contribuir al mantenimiento de la biodiversidad. Estos humedales también actúan como refugios alternativos para las aves acuáticas en situaciones de sequía de los humedales naturales o durante el periodo de caza en el sur de Alicante.

En la actividad de ayer, los asistentes han realizado un itinerario ornitológico guiado por las instalaciones para descubrir las especies de aves que utilizan la lagunas y particularmente para observar la malvasía cabeciblanca. Posteriormente, han participado en un taller de construcción de cajas para murciélagos que serán posteriormente instaladas en la planta como medida de control biológico de mosquitos e insectos.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: