Finalizada la primera fase de plantación del bosque de ribera de Contraparada

Circular informativa Día Internacional de los Bosques.

Finalizada la primera fase de recuperación del bosque de ribera en la Contraparada prevista en el convenio suscrito entre ANSE y Aguas de Murcia, que ha superado la 0,5 ha y ha supuesto la plantación de cerca de 600 árboles de ribera. El próximo otoño está prevista la ampliación hasta alcanzar la hectárea y los 1.000 ejemplares.

 

 

En las últimas semanas se ha finalizado la plantación de la primera fase de un futuro bosque de ribera, próximo a los 600 árboles, en el entorno del Azud de Contraparada (Murcia). La plantación se ha realizado después de tratar los taludes del encauzamiento con la técnica de solarización, que permite acabar con la invasión de cañas (Arundo donax), como una de las acciones de fomento de la biodiversidad en el marco del convenio entre Aguas de Murcia y ANSE.

La caña (Arundo donax) es una de las 100 especies invasoras más peligrosas del mundo, pues crece a gran velocidad y provoca diferentes impactos ambientales, tales como incrementar el riesgos de inundaciones (al taponar las infraestructuras con baldomeras), daños económicos (al colapsar tomas del río), incremento del riesgo de incendio, pérdida de biodiversidad, etc. Por el contrario, la recuperación del bosque de ribera aporta numerosos servicios ecosistémicos de los que se beneficia la sociedad, tales como depuración de las aguas del río, reducción de la temperatura de las aguas, mantenimiento de poblaciones de polinizadores, fijación de CO2, control de inundaciones, etc. No debe confundirse la caña (Arundo donax), una especie invasora muy problemática, con el carrizo (Phragmites australis) que ocupa la primera línea del río y que no causa graves problemas ambientales.

Por esta razón, se viene trabajando desde la primavera de 2017 en la recuperación del bosque de ribera en La Contraparada, concretamente en la margen izquierda del río y en el tramo comprendido entre la toma de la acequia de la Aljufía y el puente de la autovía a Andalucía.

En la actuación han participado grupos scout, escolares del IES Severo Ochoa, voluntarios del programa Hacemos piña del Ayuntamiento de Murcia, así como personal de la Asociación de Naturalistas del Sureste y personas en cumplimiento de Trabajos en Beneficio de la Comunidad.

Gracias a esta actuación, se está sustituyendo el cañaveral por un bosque diverso compuesto principalmente por árboles caducifolios como los álamos (Populus alba) y los chopos (Populus nigra), fresnos (Fraxinus angustifolia), olmos (Ulmus minor), diversos sauces (Salix sp. pl.), tarays (Tamarix canariensis) y almeces (Celtis australis), acompañados por lianas como madreselvas (Lonicera biflora), Zarzaparrilla (Smilax aspera), y hierbas perennes como Vinca y el lirio amarillo (Iris pseudoacorus).

La actuación incluye el mantenimiento necesario para garantizar el desarrollo del bosque de forma que cuenta con instalación de riego para los primeros años (que posteriormente será retirada). En otoño de 2018 se prevé la ampliación a la orilla situado en la margen derecha de la potabilizadora con el objeto de alcanzar una hectárea de superficie y los 1.000 árboles.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: