El bosque de ribera se abre paso en Ceutí

En el mes de marzo, más de 100 voluntarios de Ceutí participaron en una plantación de bosque de ribera donde se introdujeron más de 300 plantones de especies diversas en una superficie de 0,5 ha. La actuación pretende contribuir a la sustitución del cañaveral y el carrizal por un bosque de ribera en ubicaciones que no comprometan la seguridad del río. La actuación tuvo una extraordinaria acogida entre los ciudadanos, gracias al apoyo brindado por diversas entidades públicas (Ayuntamiento y Protección Civil de Ceutí) y privadas (Almacenes Coalimar, Conservas Martínez García, Gestiona y Respira, AlNorte Distribuciones, Asociación Alábega y Proyecto “La huella ecológica e irónica del hombre” del IES Felipe de Borbón) de Ceutí.

Desde entonces  se vienen realizando tareas de mantenimiento de desbroce y riego de los taludes para garantizar el correcto desarrollo del bosque, los resultados sólo 7 meses son espectaculares como puede observarse en las imágenes, especialmente en los árboles y arbustos ubicados a nivel del río y con acceso al freático. En los taludes, los resultados son menos espectaculares y habrá que realizar reposición de marras en las próximas semanas.

 

Ejemplar de Salix purpurea siete meses después de su plantación.

Como se observar en las imágenes, poco a poco (o más bien a pasos agigantados) el bosque de ribera se abre paso en el río Segura, permitiendo la recuperación de una formación vegetal singular y  caducifolia única a nivel de la  Región de Murcia. Se trata de una formación vegetal con elevadas tasas de crecimiento, pero la presión humana (dragados, encauzamientos, agricultura, desbroces, incendios) ha supuesto su desaparición en amplios tramos de la cuenca del Segura y sus afluentes. Este bosque atesora una elevada diversidad de árboles entre los que se encuentran los álamos (Populus alba), chopos (Populus nigra), fresnos (Fraxinus angustifolia), olmos (Ulmus minor), sauces (Salix sp.pl.), almeces (Celtis australis) y tarais (Tamarix sp.pl.), acompañados de arbustos como los baladres (Nerium oleander) y el rosal silvestre (Rosa canina).

 

Ejemplar de álamo (Populus alba) que sobresale de la mancha de carrizo

Quizás los más destacable del bosque de ribera son los servicios que desarrolla y de los cuales se beneficia la sociedad: retiene sedimentos, retira contaminantes del agua, aumenta el contenido en oxígeno del agua, lamina las crecida, fija grandes cantidades de CO2, evita la proliferación de especies como el carrizo y la caña, incrementa el agua disponible, alberga fauna amenazada, tiene un elevado interés paisajístico, etc

La plantación forma parte del proyecto “Custodia fluvial para el refuerzo de la conectividad inter-autonómica en el río Segura” desarrollado por la Asociación de Naturalistas del Sureste. Este proyecto, que cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad, así como con la supervisión de la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura, pretende aplicar en otros puntos de la cuenca del Segura las experiencias obtenidas en el marco del LIFE+SEGURARIVERLINK.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: