Delfines mulares e interacciones con pesca artesanal: Aleta cortada 9 sigue vivo

Fin de la primera campaña del proyecto INDELPESUR

ANSE finalizó el pasado 1 de julio la primera campaña de navegación incluida en el proyecto “Evaluación de interacciones de delfín mular y pesquerías del sur y sureste en áreas marinas protegidas (INDELPESUR)”. Este proyecto, y el estudio de basuras flotantes asociado a las navegaciones, es posible gracias a la colaboración de la Fundación  Biodiversidad, dependiente  del Ministerio para la Transición Ecológica, dentro de la Convocatoria del  Programa pleamar 2020 con financiación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), y la colaboración de Ecoembes y la Fundación Azul Marino.

Durante las navegaciones a bordo del velero Else tuvo lugar la recaptura, a finales de junio, de un ejemplar de delfín mular con la aleta amputada. Se trataba de Aleta Amputada 9, que seguía la estela de un barco de arrastre frente a la costa de Torrevieja. La consulta del catálogo de aletas de delfines mulares de ANSE, formado por más de 700 ejemplares, incorporó a este delfín en su primer avistamiento en octubre de 2019, aproximadamente en la misma zona, frente a Torrevieja. Las aletas amputadas pueden deberse a interacciones entre los mismos delfines, o encuentros desafortunados con hélices de embarcaciones. ANSE reitera la necesidad de cumplir el Real Decreto de Protección de Cetáceos, que, entre otras cosas, obliga a parar el motor en presencia de estos animales en un radio mínimo de 50 metros en torno al ejemplar o manada.

La campaña ha tenido como base el puerto Villa de San Pedro, que ha facilitado el amarre del velero Else, y ha estado condicionada por una meteorología con frecuentes vientos. A lo largo de la campaña, el Else recaló una vez en el puerto de Santa Pola, en Alicante.

Delfín mular con la aleta dorsal amputada. Conocido de ANSE desde octubre de 2019 (J. L. Murcia/ANSE)

Desde el 13 de mayo y hasta el 1 de julio, se realizaron 10 jornadas de navegación efectiva, con un total de 85 horas a bordo y 946 kilómetros navegados. Esto arroja una media de 8,5 horas y 94,6 kilómetros de navegación diaria. Del tiempo de navegación, 3,75 horas se pasaron navegando en compañía de cetáceos. Se registraron 6 avistamientos de delfín mular, 1 individuo en el menos numeroso y unos 30 en el grupo más grande. Dos de los encuentros fueron con animales que interactuaban con barcos de pesca de arrastre. Otro grupo fue avistado mientras pescaban en las inmediaciones de las granjas de acuicultura de Guardamar de Segura.

En cuanto a otras observaciones de interés, se registraron de manera sistemática todas las aves marinas durante el esfuerzo de búsqueda, con un total de1443 ejemplares avistados de 16 especies distintas. También se observaron pez luna (Mola mola), pez espada (Xiphias gladius) y pez volador. Se avistaron 7 ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta), cinco de ellos el mismo día, el 29 de mayo.

Infografía resumen del Real Decreto de Protección de Cetáceos, cedida amablemente por la Fundación Azul Marino

Finalmente, y como viene siendo habitual los últimos años, se han recogido datos sobre los residuos flotantes avistados durante los transectos. A falta de analizar convenientemente los datos, los de origen plástico vuelven a suponer más de un 90% del total registrado.

Esta campaña de navegación contó con la participación de 4 estudiantes en prácticas, tres pertenecientes al grado de Ciencias del Mar de la Universidad de Alicante, y una al Master de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid. La participación de voluntarios sigue estando restringida debido a la situación sanitaria, pero esperamos que pueda ampliarse en breve.

Previamente, entre febrero y abril, se habían realizado también una decena de jornadas de navegación en torno a Cabo de Palos a bordo de otra embarcación de ANSE, el Orca, con un total de 47 horas a bordo y 388 kilómetros navegados. En este caso se produjeron 7 avistamientos de delfines mulares, dos de ellas interactuando con artes de pesca, y 1 de rorcual común.

Delfines mulares frente a la costa de la zona norte de la La Manga (José Luis Murcia/ANSE)

En la realización de esta última campaña de navegación se contó con la participación de 4 estudiantes en prácticas, tres pertenecientes al grado de Ciencias del Mar de la Universidad de Alicante, y una al Master de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid. Sin su ayuda todo hubiera sido mucho más complicado. La participación de voluntarios sigue estando restringida debido a la situación sanitaria, pero esperamos que las campañas del Else vuelvan a estar abiertas a la participación en breve.

Durante los próximos días, cuando el estado de la mar lo permita, el velero Else tiene previsto partir hacia aguas de la costa entre Almería y Granada, donde permanecerá durante un mes desarrollando la tercera campaña del proyecto “Evaluación del estatus poblacional del calderón común en el Golfo de Vera y Alborán Oriental”, que también le traerá más adelante a la costa entre Cabo de Palos y Cabo de Gata.

Sigue las andanzas del Else a través de las redes sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.