Casi 14 años después

Sabina mora en la Vaguada. Han transcurrido casi 14 años desde su plantación.

En 2006, los vecinos de La Vaguada (Cartagena) comenzaron la restauración de zonas olvidadas en el entorno de sus viviendas, introduciendo ejemplares de especies autóctonas para darle un cambio verde a su barrio. Así, sabinas moras, pinos piñoneros, acebuches, lentiscos, garroferos e incluso algunos madroños y encinas fueron plantados en un acto multitudinario.

El tesón y la dedicación de un grupo de vecinos permitió que aquella plantación no quedase reducida a una mera anécdota y los ejemplares plantados se han desarrollado con fuerza, cubriendo antiguos solares y zonas libres, produciendo cantidades ingentes de frutos y semillas y contribuyendo al sostenimiento de la biodiversidad.

Además aquella actuación actuación fue el germen de más intervenciones, de forma que a día de hoy, los mismos vecinos continúan desarrollando actuaciones de plantación en zonas verdes y espacios libres del entorno.

Vecinos de la Vaguada plantando especies atractivas para los polinizadores en las zonas verdes del entorno del punto limpio (febrero 2020).

Precisamente, este año estos mismos vecinos han colaborado en la plantación de especies atractivas para los polinizadores en las zonas verdes el entorno del punto verde. La actuación se enmarcó en el proyecto Proyecto “Corredores agrícolas para la adaptación al cambio climático de poblaciones de polinizadores” con al apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, así como de las empresas NaturGreen y Ecomil. El proyecto cuenta con  la supervisión científica del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (IMIDA).

Todo un ejemplo a seguir. Gracias.

#polinizadoresCC #adaptacionCC

A %d blogueros les gusta esto: