Voluntarios de ANSE estudian la migración de las aves en Isla Grosa

El pasado 26 de marzo comenzó una nueva campaña de anillamiento de aves en Isla Grosa. Durante casi dos meses, un equipo de voluntarios de la Asociación de Naturalistas del Sureste trabajarán permanentemente en la isla estudiando el fenómeno de la migración de aves a su paso por el Mar Mediterráneo.Grosa

ANSE lleva estudiando la migración en esta isla desde 2007 y esta es ya la sexta campaña que se realiza en primavera, quinta de forma consecutiva. En las campañas anteriores se han capturado un total de 10573 aves de 68 especies distintas. Se han recuperado aves anilladas en lugares tan lejanos como Bélgica, Suecia, Reino Unido, Noruega y hasta de Rusia mientras que otras anilladas en Isla Grosa han sido recuperadas sitios como en Alemania, Escocia o Suecia. Las aves que se capturan son en su mayoría pequeñas aves migradoras que viajan desde sus cuarteles de invernada en África hasta sus lugares de cría en Europa. A todas las aves capturadas se les aplicará una anilla metálica con remite del Ministerio de Medio Ambiente antes de volver a ser liberadas.

Por su situación geográfica, Isla Grosa posee un gran potencial para estudiar el fenómeno migratorio. Su situación estratégica en las proximidades de Cabo de Palos hace que lleguen numerosas aves que abandonan África desde un amplio sector de la costa argelina y marroquí. Las pequeñas aves paseriformes, después de cruzar el desierto se enfrentan a otra gran barrera geográfica que es el Mar Mediterráneo. Para superarla deberán volar largas distancias sobre el mar de cientos de kilómetros y es entonces cuando las islas adquieren un papel fundamental como lugar de parada siendo probablemente los mejores sitios donde estudiar el fenómeno migratorio.

Los resultados son incluidos dentro del “proyecto Piccole Isole” de anillamiento en pequeñas islas del Mediterráneo, en el que participan numerosas estaciones de anillamiento de diversos países ribereños, y que tiene como objetivo el estudio de la migración de los paseriformes europeos.Voluntarios

Isla Grosa tiene además un gran valor por sus colonias de aves marinas reproductoras. La presencia de miembros en ANSE contribuye a que se conserven estas poblaciones evitando las posibles molestias humanas que podría causar la llegada incontrolada de embarcaciones a la isla. La Isla Grosa está declarada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y recientemente se ha aprobado su plan de gestión.

Los trabajos en Isla Grosa se realizan por anilladores y colaboradores, principalmente de ANSE, de forma totalmente voluntaria, y cuenta con la autorización de la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad de la Región de Murcia así como de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

1 comentario en “Voluntarios de ANSE estudian la migración de las aves en Isla Grosa

  1. 04/04/2013 at 22:32

    Tengo una atracción por las aves, que quisiera participar en este anillamiento de aves,
    todos los años me lo pierdo,
    aunq solo podría salir en fin de semana.
    un saludo

    Raúl García

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: