Tras la Jara de Cartagena en Marruecos

Miembros de la expedición frente a una jara de Cartagena de 1,5 m de altura

La expedición de ANSE en tierras norteafricanas ha localizado diversas localidades de la Jara de Cartagena (Cistus heterophyllus) en el territorio comprendido entre Alhucemas y la frontera con Argelia, recopilando diversos datos sobre la biología y la ecología de esta especie, asi como material que permitirá posteriores análisis.

Estudiando las jaras marroquíes

Uno de los ejemplares de Jara de Cartagena

Bosques de cedros (Cedrus atlantica) en el Rif

El resultado de la expedición puede considerar más que satisfactorio, ya que se localizaron ejemplares de Jara de Cartagena en todas las zonas prospectadas de las que se disponía información previa de la existencia de la especie.

Tortuga mora en Marruecos

Paralelamente, se obtuvieron otros datos naturalisticos relevantes como más de una docena de citas de diferentes herpetos (anfibios y reptiles).

Las fuertes lluvias acaecidas en las zonas costeras marroquíes así como las inundaciones que estas producieron imposibilitaron los trabajos de campo de la última jornada. La intensa deforestación que sufre Marruecos se traduce en importantes fenómenos de erosión e inundaciones.

La deforestación tiene graves consecuencias sociales y económicas en el en el Magreb

La expedición ha sido financiada por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y se engloba en un proyecto de conservación y divulgación de la naturaleza iberoafricana en el que participa la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (a través de un Convenio de colaboración) y la Generalitat Valenciana (mediante una convocatoria de subvenciones). Además, la expedición ha contado con el apoyo de la ONG ambientalista AZIR

Bosque de araar o sabina mora (Tetraclinis articulata)

A %d blogueros les gusta esto: