Trabajando bajo la atenta mirada del águila perdicera

Durante todo el día de hoy han continuado los trabajos de lucha contra la erosión y la desertificación en la Reserva de Malcamino (Mazarrón). En concreto, se han abierto hoyos que permitirán la plantación de un centenar de plantas autóctonas en los próximos días y se ha continuado con los trabajos de recuperación de cultivos extensivos de secano. Los trabajos han sido financiado por la Fundación Biodiversidad.
Obviamente, no podíamos pasar desapercibidos al águila perdicera (Hieraaetus fasciatus) que durante todo el día nos ha estado observando. Contar con la continúa supervisión de la perdicera ha sido todo un lujo.

A %d blogueros les gusta esto: