SCOUT en las canteras romanas de ANSE

Así transcurrió la tarde con los lobatos en las canteras romanas…….

El sábado 9 de febrero de 2008, veintitrés lobatos ([email protected] de 8 a 11 años) del grupos scout “La Vaguada” visitaron las canteras romanas.

A las 16:30 llegaron todos en filia india cogiditos de una cuerda y puesto por orden y por supuesto sin soltarse un momento, instrucciones previas de sus educadores para poder andar por el pueblo de Canteras y no tener problemas con los coches. Aunque no se les viera ya se les oía por las calles del pueblo mucho antes de su llegada.

Como buenos lobatos que eran, ayudaron a bajar todo el material desde le coche hasta las canteras. Siendo tan pequeños se organizaron rápidamente por seisenas (grupos de trabajo de aproximadamente 6 lobatos mediante los cuáles funcionan todo el año) y con la ayuda de los educadores se repartió, la planta, los protectores, garrafas de agua y las herramientas. Todos estaban muy fuertes y querían llevarlo todo. Pero seguía siendo sorprendente la habilidad de poder transportar el material y seguían sin soltarse de la cuerda. Todos preparados, bajamos a las canteras.

Una vez en las canteras, dejaron sus mochilas, el educador les hizo un apequeña introducción y todo sacaron sus cuadernillos para apuntar cosas, el próximo sábado sus educadores les preguntarían sobre la visita.

Cuaderno en mano, nos dispusimos a hacer un recorrido para ver las canteras, esta vez ya sin la cuerda. Conocieron la historia de las canteras, la vegetación y la fauna y cada uno aporto sus historias. Todos estaban muy atentos y con muchas ganas de conocer cosas y preguntar por todo aquello que despertaba su curiosidad.

Después de la explicación nos pusimos manos a la obra, el educador volvió a utilizar a las seisenas para organizar a los lobatos, en poco tiempo estaban ya los grupos establecidos, y con una gran ansia de plantar y ayudar esa tarde a la naturaleza.

Fueron un total de 23 lobatos en grupos de 4 [email protected], realizaron la plantación, para mi sorpresa estaban todos bastantes fuertes, he hicieron entre los miembros de cada grupo unos hoyos bastantes respetables para tratarse de niños. Todos querían hacer de todo y constantemente preguntaban, “esta bien el mío, esta bien”, “no me deja coger la azada” y demás comentarios típicos de la edad.

Como veis estuvieron repoblando en el talud que hay junto al eucalipto, se plantaron cuatro lentiscos y cuatro palmitos, antes de realizar la plantación se les presento las especies y todos sorprendentemente conocían ya el palmito.

Estos fueron los resultados de las distintas plantaciones, trabajaron muy bien en equipo, y ellos mismos establecían el reparto de tareas “ahora me toca mí, que tu llevas mucho rato”.

Una vez plantadas, cada grupo regó las plantas y colocó sus protectores para evitar que fueran comidas por los conejos.

Después de una dura tarde, en la que verdaderamente pusieron entusiasmos y ganas de trabajar, merendaron y recogieron todos los envoltorios de sus bocadillos en una bolsa, y todo el material.

Esperamos poder haber dejado un recuerdo en cada uno de ellos.

A %d blogueros les gusta esto: