Riegos ante el duro verano

La llegada del verano, al menos en términos ecológicos, es incuestionable en los sectores más áridos de la costa del Sureste ibérico.
Por esta razón y con el objetivo de aumentar la supervivencia de las plantones introducidos en la Reserva de Malcamino, durante esta semana se ha realizado un riego a todas las plantaciones tanto de arbustos (en linderos y cultivos abandonados) como en los cultivos de secano recuperados (algarrobo y olivo).

Estas actuaciones se enmarcan en el proyecto “Modelo de gestión de fincas privadas agroforestales para el control y prevención de la erosión y la desertificación en ambientes semiáridos” que financiado por la Fundación Biodiversidad ha permitido desarrollar y fortalecer adoptado las acciones tales como manejo de los cultivos extensivos de secano en régimen de agricultura ecológica, el desmantelamiento de invernaderos o la corrección de taludes que presentaban importantes fenómenos erosivos.

A %d blogueros les gusta esto: