Restauración de terrazas en el Puerto del Garruchal

La Asociación de Naturalistas del Sureste con la supervisión científica del CEBAS-CSIC viene desarrollando con el apoyo económico de la Fundación Biodiversidad el proyecto “Reducción de procesos erosivos y mejora de la biodiversidad

en reforestaciones sobre terrazas en espacios semiáridos de la Red Natura 2000”. Asimismo, la Dirección General de Medio Ambiente respalda y apoya la realización de dichas actuaciones del proyecto en Montes Públicos del Puerto del Garruchal (Murcia), dentro de la zona ZEPA Monte El Valle, Sierras de Altaona y Escalona.

Los aterrazamientos fueron una técnica de reforestación aplicada en la segunda mitad del siglo XX para la reforestación, generalmente con pino carrasco, de zonas muy desfavorables (condiciones semiáridas, suelos margosos). Esta técnica se basaba en el empleo de maquinaria pesada que ejecutaba terrazas (abancalamientos) en las laderas, para posteriormente implantar pinos. Paradójicamente, el conocimiento científico ha demostrado que los aterrazamientos pueden agravar los procesos de degradación del suelo (aumento de erosión, pérdida de materia orgánica) que pretendían corregir.

El objetivo del proyecto desarrollado por ANSE consiste en desarrollar y transferir actuaciones de control de la erosión y mejora de la biodiversidad en áreas protegidas, afectadas por los aterrazamientos.

Con el apoyo científico del CEBAS-CSIC se diagnosticaron los problemas de erosión, proponiéndose las medidas más eficaces basadas en la Estrategia de Reducción de la conectividad y de la mejora de las capacidades de los suelos.

En este sentido, se ha mejorado la calidad de los suelos incrementando su contenido en materia orgánica mediante enmiendas, en las cuales se han utilizado 60.000 kg de estiércoles compostados mezclados con restos de podas y claras (madera triturada) de trabajos forestales procedentes del Parque Forestal Municipal Majal Blanco. Los análisis de la materia empleada en las enmiedas orgánicas realizados por el CEBAS-CSIC mostraron la calidad del compost que cumplía con los niveles para su uso incluso en agricultura ecológica.

El transporte y distribución de la materia orgánica en las terrazas se realizó con sacas de 1-1,6 m3 que distribuyeron camiones con pluma (grúa).

Posteriormente y tras barajar diversas opciones, se realizó la distribución de la enmienda por medios manuales (carretillas) para evitar incrementar la erosión por el uso de maquinaria. En total, se han realizado enmiendas orgánicas en una superficie próxima a las 2 hectáreas.

Durante el otoño e invierno de 2011-2012 se realizaron trabajos de plantación de especies de flora autóctona, prestando una especial atención a especies con un importante sistema radicular que pudiese controlar la erosión. La inmensa mayoría de las especies utilizadas fueron producidas en el vivero que ANSE gestiona en Cartagena. Las plantación deberieron retrasarse ya que las escasas lluvias del otoño, impidieron que el suelo alcanzara el tempero necesario. Por esta razón, no se realizaron las siembras previstas, aunque se dispone de abundante semilla de diversas especies propias de terrenos margosos.

Las plantaciones han supuesto la introducción de 1.600 plantones, en su mayor parte implantados mediante técnicas manuales, ya que el escaso ancho de las terrazas y las precauciones para evitar un incremento de la erosión desaconsejaban el uso de palas.

Las plantaciones se realizaron detectado puntos críticos de erosión de cada, con el objetivo de minimizar la escorrentía (interceptándola a través de los hoyos o plantaciones en zanjas) o evitar la salida del agua de la terraza. Se prestó una especial atención a las especies configuradoras de hábitats de interés comunitario, empleándose 8 especies diferentes (Albardín 679, Atriplex halimus 96Lastón 51, Boja blanca 285, Efedra 518, Taray 1, Acebuche 24, Romero 1)

Por otro lado, las plantaciones se acompañaron de la instalación de fajinas confeccionadas con ramas. Se trata de haces de ramas atados y fijados al terreno con rocas y piedras, cuya función es interceptar la escorrentía y retener semillas y sedimentos con el objeto de reducir la erosión y facilitar la implantación de la vegetación. Las ramas empleados provienen de la poda de arbolado urbano de la ciudad de Murcia y ha sido cedida y transportada por el Ayuntamiento de Murcia. La especie más utilizada ha sido la morera (Morus alba).

Durante el verano y con el objeto de incrementar la supervivencia de los plantones, se están realizando riegos de socorro a la mayor parte de las plantaciones (excepto aquellas de muy difícil acceso). Los riegos están siendo posibles gracias a la colaboración de la Comunidad de Regantes.

En el proyecto ha participado además del personal contratado específicamente para el mismo, investigadores del CEBAS-CSIC, esun estudiante en prácticas del CIFEA de Torre-Pacheco y personas en realización de Trabajos en Beneficio para la Comunidad en virtud de un convenio con el Ministerio del Interior.

 

 

 

 

 

 

 

 

Más imagenes del proyecto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


1 comentario en “Restauración de terrazas en el Puerto del Garruchal

  1. 17/07/2012 at 07:16

    Ante la avalancha de malas noticias todas las mańanas, se agradece ver que también hay buenas noticias, excelentes iniciativas. Gracias por seguir trabajando como lo hacéis.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: