Récord de longevidad en pequeñas aves de Isla Grosa

Las campañas de anillamiento desarrolladas por ANSE en Isla Grosa aportan información de gran interés sobre las migraciones de pequeñas aves y un record de vida para las currucas que se reproducen en la isla, que pueden llegar a vivir más de 9 años.
currucacabecinegra

Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala) en Isla Grosa. J. Martinez/ANSE

La pasada semana ANSE comenzó una nueva campaña en Isla Grosa para estudiar el paso migratorio de pequeñas aves. Ésta es ya la octava campaña de las realizadas durante el otoño y la decimoséptima contando también las primaverales. Durante algo más de un mes, varios anilladores y colaboradores voluntarios permanecerán en la isla para estudiar este fenómeno.

La reciente información remitida a ANSE por la Oficina de Especies Migratorias de España aporta datos muy interesantes sobre diversas especies: un Papamoscas cerrojillo que fue recapturado en Isla Grosa en 2015 fue anillado en el nido 5 años antes en Hedmark, Noruega, a2.771 km, siendo hasta ahora la recuperación más lejana desde que comenzaron las campañas en la isla. El Papamoscas cerrojillo, de apenas 15 gramos, es un migrante habitual en nuestra Región que cría en el centro y norte de Europa pasando los inviernos en el África tropical. En el momento de la recuperación en Isla Grosa el pequeño pájaro ya había realizado 5 viajes de ida y otros tantos de vuelta entre Europa y África, cruzando en cada uno de ellos el Mar Mediterráneo y el Desierto del Sahara.

Otras recuperaciones no menos interesantes han sido las de un Mosquitero musical, especie aún más pequeña que la anterior, que fue anillada en Noruega en 2013 y recuperada en Isla Grosa en 2014, la de un Colirrojo tizón anillado en la isla en el otoño de 2015 y recuperado en Suiza en abril de 2016, o la de un Mosquitero común anillado este mismo año en Isla Grosa y recuperado en Dinamarca tan solo 44 días después.

Destacan por su interés dos recuperaciones de Curruca cabecinegra por su “larga vida”. Se trata de una especie también muy pequeña, siendo la única paseriforme que se reproduce regularmente en la isla. La primera de ellas se recapturó el 7 de mayo de este mismo año y fue un macho que había sido anillado como pollo en 2007, nada menos que 3.165 días antes o, lo que es lo mismo, 8 años y 8 meses antes. Según la list a de records de longevidad publicada por EURING (organismo regulador del anillamiento en Europa), hasta ahora la edad máxima registrada para esta especie era de 8 años y 4 meses, quedando por tanto superada por el ave de Isla Grosa. Pero le duró poco este record, porque tan solo 2 días más tarde, el 9 de mayo, se recuperó otro ejemplar que había sido anillado el 4 de abril de 2007, aumentando la longevidad máxima registrada para la especie a 3.323 días (9 años y 1 mes). Hay que tener en cuenta que hablamos de una especie de menos de 14 g, y alcanzar 8 ó 9 años de vida es una auténtica proeza para un animal de su tamaño.

Los trabajos en Isla Grosa se realizan por anilladores y colaboradores de ANSE y cuentan con la colaboración de la Oficina de Impulso Socieconómico del Medio Ambiente de la Región de Murcia, así como de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

chotacabraseuropeo

Chotacabras europeo (Caprimulgus europaeus) anillado en Isla Grosa. (J.Martínez/ANSE)

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: