Agricultores y biodiversidad: aliados por naturaleza

Agricultores por la naturaleza

La agricultura es una actividad que ha estado ligada a la Naturaleza desde hace milenios. Hoy en día, la conservación del medio es imprescindible para la continuidad de la agricultura, mientras que el mantenimiento de esta actividad es necesario para la existencia de determinados ecosistemas y especies de gran valor. En este sentido, las políticas comunitarias incluyen cada vez un mayor número de criterios de conservación del medio en el que se desarrollan las explotaciones agrícolas y de compatibilización de la agricultura en las zonas protegidas.

Los rápidos cambios sufridos durante las últimas décadas, con una dirección que ha tendido hacia la intensificación, han hecho que, en la actualidad se sigan criterios nada beneficiosos para su sostenibilidad. Por otra parte, los trabajadores necesitan continua actualización para tomar las mejores decisiones posibles, para obtener los mejores resultados de su trabajo.

La implicación de los agricultores en la recuperación y el mantenimiento de la biodiversidad requieren de la formación en determinados campos, como la recuperación de variedades tradicionales, agricultura limpia, técnicas de agricultura ecológica, empleo de fauna auxiliar, conservación de aves o restauración ambiental de explotaciones.

Acciones gratuitas cofinanciadas por el FSE