Paisajes agrícolas en áreas protegidas

El alto valor ecológico y paisajístico de los espacios agrícolas extensivos en el contexto de las áreas protegidas se debe a que aumentan la heterogeneidad ambiental y suelen ser zonas más productivas que otros sistemas. Además, estos espacios poseen valores intrínsecos como son la presencia de variedades tradicionales de plantas cultivadas.

Por las razones anteriores, ANSE viene desarrollando actuaciones de mantenimiento y mejora de los espacios agrícolas en las reservas biológicas de su propiedad, conservando el cultivo arbóreo de secano de almendro (Variedades “Avellaneda” y “Cartagenera”) y algarrobo. El cultivo arboreo de secano se acompaña, en ocasiones, de siembras de cereal para la fauna. Complementariamente, se han restaurado los setos de las zonas agrícolas con arbustos , algunos de ellos protegidos, como el Lentisco (Pistacia lentiscus), el Palmito (Chamaerops humilis), el Oroval (Whitania frustescens), el Trébol hediondo (Anagyris foetidus) y el Azufaifo (Ziziphus lotus).

A %d blogueros les gusta esto: