Nuevas construcciones destruyen los últimos arenales de la Manga del Mar Menor (San Javier)

“ANSE denuncia la destrucción de un 25 % de la única microrreserva de flora propuesta en La Manga, y la construcción de más de 60 apartamentos junto al Parque Regional, LIC y ZEPA Salinas y Arenales de San Pedro por Polaris World”.

Urbanizan una zona dunar propuesta como microrreserva de flora en La Manga

ANSE denunció el día de ayer diferentes actuaciones urbanísticas que se han desarrollado en el interior de la única microrreserva de flora propuesta por la Comunidad Autónoma en La Manga del Mar Menor, destruyendo un 25 % de su superficie inicial (0,5 ha frente a las 2 ha totales). En concreto, se ha ejecutado una calle que parte la microrreserva en dos y se está procediendo a la construcción de un chalet en primera línea del Mar Mediterráneo. Asimismo, se ha instalado un bar portátil y una caseta de obra sobre los últimos retazos de arenal existentes en la Playa Snipes, frente al casino de La Manga.

Las actuaciones han afectado a un número no evaluado de ejemplares de zanahoria marítima (Echinophora spinosa), pero conviene destacar que la microrreserva propuesta albergaba, según datos de la propia comunidad Autónoma, el 90 % de la población de esta especie protegida. La zanahoria marítima (Echinophora spinosa) es una especie catalogada como Vulnerable por el Decreto 50/2003. Esta especie se distribuye en la Región por las riberas del Mar Menor no urbanizadas, pero la única población con un número apreciable de ejemplares se encuentra en el interior de la microrreserva propuesta por la Comunidad Autónoma en La Manga.

La Asociación ha remitido sendas denuncias ante la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y el Ayuntamiento de San Javier pidiendo la paralización de las obras.

ANSE lamenta que las Administraciones hayan sido incapaces de conservar ni siquiera 2 hectáreas de arenal con especies en grave peligro de extinción. A juicio de ANSE, la responsabilidad por tales hechos corresponde tanto a la Comunidad Autónoma (que ha sido incapaz de garantizar la conservación de un enclave destacado por la propia Dirección General de Medio Ambiente) como al propio Ayuntamiento de San Javier (que debería garantizar la ausencia de afecciones sobre la flora protegida de los desarrollos urbanísticos).

Mas info relativa a Echinophora spinosa (1,2)

Polaris promueve más de 60 apartamentos turísticos en el límite con el espacio protegido Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar.

ANSE denuncia igualmente que hace varias semanas la empresa Polaris World ha iniciado la construcción de más de 60 apartamentos a orillas del Mar Menor, en el tramo norte de La Manga, lindando con la zona de conservación prioritaria de Las Encañizadas, en el Parque Regional, LIC, ZEPA, Humedal de Importancia Internacional Ramsar y Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar.

Paradójicamente, la urbanización se denomina “Arenales del Mar Menor”, hábitat que contribuye a destruir a pesar de utilizarlo como reclamo publicitario. La urbanización se realiza en dos fases de 22 y 44 apartamentos cada una, donde la normativa urbanística permitía la construcción de viviendas unifamiliares.

La obra fue informada favorablemente por el Concejal de Medio Ambiente del anterior gobierno municipal a finales de mayo, y aprobada a finales de julio por el nuevo equipo de gobierno.

Polaris ha aprovechado que las Normas Subsidiarias del Término Municipal de San Javier permiten aumentar la edificabilidad aprobada en la zona para la realización de instalaciones hoteleras, multiplicando por 10 el número de viviendas que pueden construirse en la zona presentándolas como apartamentos turísticos, y construyendo en tres alturas junto al mismo límite del Parque Regional. Los apartamentos se encuentran a la venta por precios comprendidos entre los 120.000 y los 200.000 €, como puede comprobarse en la página web..A pesar de su proximidad a una zona de gran fragilidad y elevado valor natural, no consta en el expediente del Ayuntamiento que se haya realizado una evaluación de repercusiones sobre la Red Natura 2.000, ni se haya solicitado informe a la Dirección General de Medio Ambiente (antes de Medio Natural).

Sin embargo, constan sendos informes técnicos del mismo Ayuntamiento en el expediente en los que advertían que, dada la proximidad a un espacio de la Red Natura 2000, “por el órgano ambiental (la Dirección General de Planificación, Evaluación y Control Ambiental) debe decidir sobre la necesidad de que el proyecto deba someterse a evaluación ambiental”.

ANSE ha pedido al Ayuntamiento de San Javier que paralice las obras de la primera fase de la urbanización, y que no conceda licencia definitiva a la segunda. Las licencias fueron solicitadas inicialmente por Hacienda Riquelme S.L y Polaris World Development, S.L., que se fusionaron posteriormente en Polaris ¨World Real State, S.L. y ahora se ha solicitado la subrogación de la licencia a nombre de Sand Paradise, S.L perteneciente también al parecer al Grupo Polaris.

Igualmente, ANSE ha pedido a la Consejería de Presidencia que respalde la paralización de las obras por su afección a un espacio de la Red Natura 2000, y obligue a la empresa a realizar una evaluación de las repercusiones ambientales del proyecto.

La Asociación de Naturalistas del Sureste denuncia que, mientras desde la Consejería de Presidencia de la Comunidad Autónoma se anuncia la aprobación de una nueva Ley de Protección del Mar Menor (cuando en 2001 derogó la de Protección y Armonización de Usos), la misma Comunidad Autónoma y el único término municipal de La Manga que conserva aún unas pocas parcelas sin urbanizar, San Javier, aprueban nuevos proyectos urbanísticos que destruyen los últimos arenales y aumentan la presión sobre los espacios protegidos.

ANSE lamenta especialmente las declaraciones del Consejero de Turismo de la Comunidad Autónoma, anunciando una campaña para mejorar la imagen del Mar Menor y La Manga, en lugar de preocuparse porque su misma Consejería apoya el aumento de edificabilidad para favorecer a una empresa como Polaris Word, que ha visto como muchas de sus promociones han sido embargadas por los bancos por falta de pago.

La Asociación teme que otras empresas constructoras promuevan actuaciones similares en el tramo norte de La Manga, proponiendo apartamentos turísticos donde se autorizan viviendas unifamiliares para lograr más edificabilidad, aunque las construcciones se venderán a particulares.

7 comentarios en “Nuevas construcciones destruyen los últimos arenales de la Manga del Mar Menor (San Javier)

  1. Miguel Kiriazis
    10/10/2011 at 13:18

    Soy vecino de la Manga y desde hace días he venido observando como se procedía a edificar en una parcela que contenía esos valiosos ejemplares de echinophora spinosa sin que por ningún organismo de protección de medio ambiente de nuestra administración regional se procediera a hacer nada, pero no solo eso sino que en parcelas vecinas a la que se alude en el artículo hay también ejemplares de esa especie que crecen en medio de la basura y los escombros.

    Confieso que ya tengo experiencia en lo infructuoso y frustrante que es denunciar atentados contra el medio ambiente, en particular en las zonas de costa. Durante el año pasado consumí bastante tiempo y esfuerzo, sin ningún resultado apreciable, para denunciar ante el SEPRONA y el organismo encargado de Pesca de la Comunidad Autónoma a grupos de individuos que extraían titas de forma sistemática y organizada en las inmediaciones de la Isla del Ciervo, dejando todo el suelo “labrado”.

    Por eso esta vez, en lugar de dirigirme a esos organismos preferí hacerlo a ANSE en su sede de Murcia, el pasado sábado día 1 de octubre en que por casualidad ví a una persona que entraba allí y le participé mi preocupación sobre las obras que se estaban realizando en esas parcelas, y por lo que parece ha dado algún resultado.

    Agradezco esta iniciativa puesta en marcha por ANSE para concienciar a las administraciones de su deber y a los ciudadanos de un patrimonio medioambiental que se deteriora rodeado de desidia y avaricia especulativa.

    • José Luis Murcia
      10/10/2011 at 18:02

      Hola Miguel

      Fue a mi a quien pillaste entrando en la oficina, y la verdad es que llevaba prisa, así que se me olvidó pedirte la dirección de correo de electrónico para poder pedirte más información. De todas formas, nada más hablar contigo si que llamé por teléfono a un par de personas por el tema que nos habías referido y resultó que ya estaban tras la pista del tema de los arenales al final de La Manga y la nueva urbanización de Polaris. Tu visita nos ayudó a descubrir un tema relacionado y que al final resultó ser tan interesante como el que ya teníamos entre manos. No sé si nos harán mucho caso ni si tienen vergüenza que perder, pero lo que hagan lo tendrán que hacer sabiendo que los ciudadanos son conscientes de sus actos y los vigilan. Un saludo y gracias.

  2. atreyu
    15/10/2011 at 17:09

    OS aconsejo:
    Frente a la barbarie de La Manga, analizar los expedientes administrativos y comprobar si tienen todos los informes preceptivos y vinculantes. Unas normas subsidiarias antiguas deben haber quedado derogadas en muchos aspectos por las nuevas leyes de ordenación territorial, tanto autonómicas como estatales. El TRLS (Texto Refundido de LAy del Suelo) del 2008, ya es una exposición de motivos por los cuales, si hay suelos urbanizables o a urbanizar mediante Areas de Delimitación de suelo Urbano o Programas de Actuación Urbana, etc… (que son instrumentos de planeamiento muy antiguos que no recogen los valores medioambientales de las nuevas leyes), es posible que dichos ámbitos no puedan ser objeto de crecimiento urbanístico sin los informes de la Comisión de medioambiente. Pensad que debe haber suministro energético que pueda asumir dicho crecimiento. También, si se construye en zona de entorno a LICS, ZEPAS, etc… Debemos partir de la base de demostrar valores abientales en la zona o en alguna de su entorno.

  3. Miguel Kiriazis Rodríguez
    18/10/2011 at 10:15

    José Luis, soy yo el que os tengo que agradecer lo que habeis hecho al divulgar ampliamente este tema y al haber interpuesto las correspondientes denuncias ante la Dirección General de Medio Ambiente. En relación con lo mismo te quería comentar que el otro día paseando por la Manga descubrí un enclave de aproximadamente 15 ejemplares de echinophora en una zona en la que nunca hubiera creido que pudieran encontrarse.

    La ubicación del emplazamiento, por si no la conocíais, la he descrito en un correo que os he enviado hoy mismo en la sección de “Contactar”

    Un saludo José Luis

  4. Miguel Kiriazis Rodríguez
    25/10/2011 at 10:55

    Después de casi un mes de haberse publicado la noticia en “La Verdad” y de haber interpuesto la denuncia ante la Dirección General de Medio Ambiente, muy poco parece haber cambiado en las parcelas que albergan uno de los últimos enclaves de Echinophora spinosa de la región de Murcia. El único cambio apreciable es que han movido la caseta de obra unos cuantos metros hasta situarla en la parcela donde se urbaniza el chalet, pero lo demás sigue igual: hay un kiosko de playa y una obra en marcha en lo que antes era parte de la superficie inicial del enclave.

  5. atreyu
    25/10/2011 at 12:10

    Apreciados compañeros,
    Tal y como estoy leyendo la noticia parece que hay una irregularidad de forma en la tramitación del expediente. Les aconsejo que analicen si existe una Ley autonómica medioambiental, sin perjuicio de la red Natura, donde se exponga si son preceptivos y vinculantes, o como mínimo preceptivos, informes de medio ambiente del Gobierno murciano, pues si es así, el Ayto no puede otorgar permisos sin el expediente completo, pudiendo acusar al Ayto de incompetencia administrativa al suprimir el informe medioambiental (Debo recordaros que si se necesita informe, éste debe emitirse por el Órgano competente regional, y no creo que los Aytos tengan la competencia, pudiendo caer el Ayto en un caso de prevaricación y abuso de poder, y por supuesto anulidad de la tramitación).
    Por otro lado, debo hacer hincapié en la interpretación de las normas, cuya jurisprudencia siempre aboga por la más restrictiva. Lo digo, pues en la noticia no queda claro, si permitiendo mayor edificabilidad pueden vulnerarse otros parámetros urbanísticos. Les pondré un ejemplo: Yo puedo tener un solar residencial, cuyas normas me permiten hacer 15 viviendas (por índice residencial que te indica el número de viviendas máximas por metro cuadrado de parcela). Si por motivos pudiera hacer VPO y aumentar el procentaje del núm. de viviendas hasta 30, es decir, 15 viviendas más, ello no implica que pueda hacer más altura, más plantas o mayor ocupación. En resumen, si tu parcela te lo permite, cumpliendo con todos los parámetros, podrás hacer 30 viviendas de VPO, o bien 15 viviendas de promoción privada. ESTUDIEN LAS NORMAS.

    Por otro lado, está bien que soliciten la paralización a los órganos administrativos, pero lo mejor es presentar una orden de medida cautelar de paralización de las obras ante los juzgados. Eso, sí, bien fundamentada…

    Por último, miren si el suminsitro de agua y saneamiento no quedan garantizados con las infraestructuras generals (Sistemas generales) que abastecen a la zona, pues es motivo suficiente como para paralizar la obra, al no garantizarse. Esto está interpretado, más o menos, de la exposición de motivos del la Ley del Suelo de 2008. Además, sino quedan garantizados el suministro, no podrán tener cédula de habitabilidad….De todos modos el mal estará hecho, hay que garantizar que no hay suministro (se ganará tiempo, que es un factor muy apreciado en el mundo del urbanismo, arquitectura y la construcción)

  6. Miguel Kiriazis Rodríguez
    20/07/2013 at 13:02

    Para José Luis Murcia

    Hola José Luis,
    Hoy día 20 de julio de 2013 he dado un paseo por la zona de los arenales donde sobreviven estos ejemplares de echinophora marítima, y para mi disgusto han puesto una construcción prefabricada en uno de los extremos de la parcela, parece un chiringuito de playa, en todo caso el cerco sobre la zanahoria marítima se va estrechando mientras se deteriora constantemente su entorno sin que ninguna de las administraciones haga nada.

    Solo espero que este aviso sirva para concienciar a alguien o para dar una voz de alarma sobre un tema sobre el que hay que estar vigilantes y no dejar que caiga en el olvido.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: