Marchamalo a punto de secarse

El día de ayer, tan solo una de las charcas salineras tenía aún una pequeña lámina de agua, el resto se encuentran completamente secas, a pesar de formar parte de un espacio natural con cinco figuras de protección, cuatro de ellas internacionales.

La Asociación de Naturalistas del Sureste ha remitido una nueva denuncia a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para que tome medidas urgentes que garanticen la recuperación y mantenimiento de las Salinas deMarchamalo (Cartagena, Mar Menor). A lo largo de los últimos dos meses, la Asociación había advertido también al Director-Conservador de los Espacios Protegidos del Litoral de la Región de Murcia de la situación a la que se enfrentaban de nuevo las salinas, debido a la más que insuficiente aportación de agua.

ANSE viene denunciando desde hace años el progresivo deterioro del espacio protegido de las Salinas deMarchamalo (Mar Menor), sin que las diferentes medidas puestas en marcha por la Comunidad Autónoma hayan conseguido una solución más o menos definitiva. La empresa propietaria de parte de las Salinas (Salinas de La Manga, S.L), dirigida por los conocidos empresarios de la construcción Mariano Roca y Alfonso García, denunció incluso ante los tribunales a los activistas de ANSE en 2001 por una acción de protesta, denuncia que fue sobreseída.

ANSE intentó también un acuerdo con la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y propietarios de las salinas para intentar recuperar la extracción de sal, sin que hubiera respuesta por parte de las administraciones.

Durante los últimos días, las salinas han estado nuevamente a punto de secarse completamente. Tan solo una laguna permanece actualmente con algo de agua, siendo ésta completamente insuficiente para el mantenimiento de los procesos ecológicos fundamentales para la conservación de la biodiversidad de las salinas en unos mínimos aceptables.

Para ANSE no hay lugar a dudas: “las salinas de Marchamalo corren de nuevo un serio peligro de desaparecer como humedal”. Estas Salinas son un enclave de elevadísimo valor ambiental y cultural, tal y como lo atestiguan las múltiples figuras de protección que les dan cobertura habiendo sido declaradas Espacio Natural Protegido, LIC (Lugar de Importancia Comunitaria), ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves), Zona Especialmente Protegida de Interés para el Mediterráneo (ZEPIM) y Humedal de Importancia Internacional Ramsar.

Las Salinas de Marchamalo eran, junto con las Salinas de San Pedro, las únicas en la Región de Murcia que presentaban una lámina de agua permanente acogiendo un importante contingente de aves acuáticas reproductoras e invernantes, así como una interesantísima población de fartet (Aphanius iberus), un pececillo endémico amenazado. El resto de salinas del litoral se encuentra abandonadas (por ejemplo, las Salinas de Lo Poyo), o están siendo urbanizadas o lo serán en breve (caso de Mazarrón y Los Narejos).

En similar estado a las salinas de Marchamalo se encuentran las del Rasall (Calblanque), donde la inversión de importantes sumas de dinero por parte de la administración ambiental no ha logrado aún el mantenimiento de una lámina de agua permanente, y también se encuentran actualmente casi secas.

Como denuncia ANSE desde hace años, el abandono de la actividad salinera está conduciendo a la desecación de los estanques y a una acumulación progresiva de sales y sedimentos, ya que éstos no se retiran. Ya entonces se advirtió que futuras inundaciones de los estanques, sin retirada previa de la sal ni de sedimentos arrastrados por las lluvias, produciría a medio plazo una degradación del humedal cuando la salinidad superase los niveles máximos soportados por muchas especies de fauna.

Por otro lado, al no llenarse adecuadamente los estanques, el proceso de desecación que ha ocasionado la pérdida de muchos de ellos. A su vez, la pérdida del agua por evaporación, y la ausencia de manejo salinero, está ocasionando la progresiva salinización de los mismos, acabando con buena parte de las formas de vida que antes encontrábamos en muchas de las charcas. Este proceso conlleva la desaparición de aves acuáticas tanto de los estanques que se han secado como de otros con altísimas concentraciones salinas.

Resulta paradójico que esta degradación se esté produciendo precisamente después de que la Dirección General del Medio Natural invirtiese cuantiosos fondos comunitarios dentro de un proyecto LIFE para la conservación del fartet. Aunque la administración entregó ayudas a los propietarios para el mantenimiento de la actividad salinera, esta no se llegó a recuperar nunca.

2 comentarios en “Marchamalo a punto de secarse

  1. Juana
    12/05/2013 at 11:53

    Vivo cerca de las Salinas de Marchamalo mas de 40 años y he visto la recogida de la sal ,las charcas llenas de flamencos y de todo tipo de aves, una espectáculo precioso donde todo estaba en armonía, ahora, las estoy viendo morir paso todos los días y siempre miro al canal que debe de conducir el agua y siempre va seco , ni nadie ni yo entendemos nada ¿por que la Comunidad Autonoma no puede exigir a estos propietarios que las mantengan en condiciones, si es la propia Comunidad con el dinero de todos la que les esta subvencionando? vaya chollo que tienen estos señores ,estarán guardándose las subvenciones para luego edificar .
    Anse muchas gracias por no olvidar este rinconcito ,nosotros los lugareños solo podemos apoyar y denunciar esta barbaridad y estar convencidos que juntos si podemos ir contra los intereses del ladrillo ,que al final solo es eso ¿o para que compran esto? para recibir a los flamencos? para explotar la salinas y recoger la sal ,eso no es rentable ,en fin seguiremos en la lucha y gracias de nuevo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: