Los participantes del campo de trabajo de Cartagena limpian el litoral del espacio protegido de La Muela-Cabo Tiñoso

Desgraciadamente, la basura sigue abundando en las playas del Rincón de Cabo Tiñoso: 36 grandes sacos de basura conteniendo 400 botellas de plástico, más de 600 fragmentos del mismo material, 240 latas, casi 100 envases y tetrabrik, 90 vasos de plástico, numerosos zapatos, ropa,.., entre otros muchos objetos, fueron trasladados la tarde de hoy sábado al puerto de Cartagena a bordo del velero Else, desapareciendo de las playas de Bolete Grande, El Pozo de La Avispa y Salitrona, ahora nuevamente limpias.

La actividad estaba enmarcada dentro del campo de trabajo medioambiental organizado por ANSE, el Ayuntamiento de Cartagena y la Comunidad Autónoma, y en ella han participado 30 personas, entre voluntarios, monitores y otros miembros de la asociación.

La disposición geográfica del cabo sirve de freno a las corrientes marinas, acumulándose en las pequeñas calas del denominado “Rincón de Cabo Tiñoso” las basuras arrojadas al mar y arrastradas por las corrientes y el oleaje. Desgraciadamente, también numerosos visitantes dejan a veces su basura en las playas, que al no tener accesibilidad desde tierra no cuentan con servicio de limpieza.

ANSE desplazó al litoral de La Muela-Cabo Tiñoso el velero Else y una embarcación auxiliar para el traslado de los voluntarios a las cuatro playas, en las que viene realizando limpiezas de basuras en época estival desde hace unos 10 años.

El trabajo desarrollado por la Asociación durante todos estos años, gracias al apoyo de diversas entidades y administraciones ha evitado que parte de las playas más inaccesibles del litoral de la Región no sean actualmente un auténtico basurero. Desde que se iniciaran las actividades de limpieza, los responsables de ANSE han comprobado una significativa disminución en la cantidad de basuras acumuladas durante todo el año en las playas, aunque en algún caso, como Cala Salitrona, esta disminución no evita que la situación general de suciedad siga siendo muy importante.

La Muela-Cabo Tiñoso, junto al cercano Cabezo de Roldán, constituye una de las más extensas áreas litorales sin urbanizar de la costa mediterránea peninsular española. 11.000 hectáreas de montañas costeras donde se refugian especies como las águilas perdicera y real, halcón peregrino, búho real, camachuelo trompetero, chova piquirroja, gineta, garduña, y donde encontramos hábitats vegetales prioritarios entre los que destacan diversas especies de flora iberonorteafricana, que han motivado la declaración de la zona como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) respectivamente.

El litoral sumergido de La Muela-Cabo Tiñoso es también un área de gran valor natural, donde destacan las poblaciones de diversas especies de cetáceos como el delfín mular y el calderón común entre otras. ANSE viene solicitando desde hace años la declaración de la zona como Parque Natural Marítimo Terrestre, con el fin de preservar los valores naturales existentes y recuperar parte de los que se han perdido durante las últimas décadas. El Plan de Ordenación de Recursos Naturales de este espacio protegido aún no ha sido aprobado definitivamente.

A %d blogueros les gusta esto: