Las últimas lluvias pasaron de largo de nuestra reserva

Extracción del agua del aljibe mediante motobomba
Gracias al aljibe de la finca es posible almacenar el agua necesaria para la gestión de la reserva

Si hace unos meses os mostrabamos unas imagenes sorprendentes de los paisajes de Malcamino (post), la situación actual muestra la crudeza de los ambientes semiáridos. Las últimas lluvias acaecidas en el Sureste no hicieron la parada esperada en nuestras reservas y se ha iniciado el agostamiento de la vegetación, especialmente en las zonas de solana.

Con el objeto de garantizar una alta supervivencia de la planta en el primer año, ha sido preciso iniciar el riego de los plantones de especies autóctona en el contexto del proyecto “Modelo de gestión de fincas privadas agroforestales para el control y prevención de la erosión y la desertificación en ambientes semiáridos ” financiado por la Fundación Biodiversidad.

En las zonas más alejadas al aljibe es necesario regar con motocuba o con garrafas.
A %d blogueros les gusta esto: