LA JUSTICIA ARCHIVA LA DENUNCIA CONTRA ANSE POR SUPUESTOS DAÑOS EN UNA ACCIÓN AFAVOR DE LAS SALINAS DE MARCHAMALO (MAR MENOR).

El Juzgado de Instrucción Nº 5 de Cartagena ha dictado un Auto (de fecha 16 de marzo de 2009) que decreta el sobreseimiento provisional de las actuaciones por la denuncia interpuesta por la empresa Salinas de La Manga S.L. (propiedad de losempresarios de la construcción Alfonso García y Mariano Roca) contra miembros de ANSE que protestaron en agosto de 2007 por el abandono de las salinas.

El juez indica en el auto que “Tras las numerosas diligencias practicadas, en modoalguno se ha acreditado en esta fase procesal que los denunciados causaron daños,que estos fueran intencionados, ni el importe o valor de los supuestos daños“. La Asociación desarrolló en agosto de 2007 una acción de protesta por el malfuncionamiento de las salinas, con abandono de algunas de las charcas y falta de extracción de sal desde hacía años, que ha provocado en varias ocasiones la mortalidad de gran cantidad de peces. Paradójicamente, la información disponible en la propia página web de la Consejería de Medio Ambiente alertaba de los riesgos del abandono de la actividad salinera sobre diversos valores naturales del Mar Menor, y particularmente sobre el fartet, un pececillo endémico del litoral mediterráneo español.

Miembros de ANSE procedieron entonces a la recogida mediante medios manuales de unpequeño montículo de sal, para reivindicar el pésimo estado de las salinas, en las que no se “cosecha” la sal de forma continuada desde hace años, a pesar de que los propietarios recibían una subvención de la Comunidad Autónoma para el mantenimientode las mismas. Aunque los participantes en la acción eligieron una de las charcas más deterioradasde las salinas, los dueños de las mismas presentaron un informe “falso” sobresupuestos daños por valor de 3.000 €.

Resulta cuanto menos curioso que, a pesar de esta denuncia contra ANSE, tampoco el verano pasado se recolectó la sal. Los 6 miembros de ANSE denunciados reiteraron que la acción se desarrolló con el más absoluto respecto a las instalaciones salineras, negando que los daños que la empresa propietaria pretendía imputarles fueran realizados durante la acción deprotesta, sino que se debían, precisamente, al lamentable estado de deterioro quepadecen desde hace años. ANSE reitera en calificar de patraña y desfachatez la denuncia, y advierte a los empresarios propietarios de las salinas que no dará un paso atrás en la defensa delespacio protegido de las salinas, por muchas denuncias que intenten intimidar lasacciones pacíficas a favor de su conservación.

Mientras tanto, la Consejería de Medio Ambiente sigue sin dar respuesta a las denuncias de la Asociación. Precisamente, tras las denuncias reiteradas de ANSE sobre el incumplimiento delconvenio de colaboración entre la empresa y la Comunidad Autónoma, ambas entidades decidieron rescindir el convenio de colaboración “de mutuo acuerdo”. Los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2008 (Consejería de Desarrollo Sostenibley Ordenación del Territorio), contemplaban una partida de 40.000 € para un convenio de colaboración con la empresa Salinas de La Manga, S.L. para el “mantenimiento de la actividad salinera en el Espacio Protegido de las Salinas de Marchamalo, su vigilancia y obras de conservación, a fin de mantener las poblaciones de Aphaniusiberus y de aves acuáticas”.
A %d blogueros les gusta esto: