LA GUARDIA CIVIL INVESTIGA LOS VERTIDOS AL MAR MENOR DENUNCIADOS POR ANSE

guardia_civil

Durante la mañana de hoy, sendas patrullas del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil han visitado la desembocadura de la rambla del Albujón para inspeccionar los vertidos documentados por ANSE, que demuestran que no se ha alcanzado el vertido cero superficial al Mar Menor anunciado por el presidente de la Comunidad Autónoma la pasada semana en su comparecencia en la Asamblea Regional.

 

Los agentes del Seprona han tomado muestras e imágenes del punto de vertido y las aguas que llegan al Mar Menor a unas decenas de metros de la desembocadura de la rambla del Albujón, y junto a la estación de bombeo situada en su margen izquierda, inspeccionando también las instalaciones citadas donde se encontraba personal de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena.

El vertido denunciado por ANSE se venía produciendo desde hace años, y se ha mantenido durante el verano tras el cese de buena parte de los aportes a través de la rambla del Albujón. Durante los últimos días, el vertido ha pasado desde un caudal de unos 15-20 litros/segundo a unos 50-70, variando a lo largo del día.

La información de que disponía la asociación confirmaba que el vertido superficial de las citadas aguas de origen agrícola al Mar Menor se había visto considerablemente reducido desde la denuncia realizada por ANSE y WWF a finales del pasado mes de mayo a través del video sobre la “sopa verde” en que se había convertido el Mar Menor, y desde que acompañamos al fiscal de Medio Ambiente de Murcia y al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil unas semanas más tarde para mostrarles los puntos de vertido más importantes y la red de salmueroductos.

La reducción de dichos vertidos se había debido principalmente al taponamiento por la CHS en diversos puntos del Campo de Cartagena de la red de salmueroductos construida en su día por el Ministerio de Medio Ambiente, y al cese de actividad de numerosas desalobradoras que vertían a dicha red. No obstante, se mantenía este vertido junto a la rambla del Albujón, sobre el que la misma Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente ha realizado tomas de muestras durante este verano.

Paralelamente, desde finales de agosto la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente ha realizado obras en la desembocadura de la rambla del Albujón consistentes en el recrecimiento de un pequeño azud de captación de aguas superficiales que aún circulan por su cauce para su canalización a la estación de bombeo de la margen izquierda de la rambla, que en su día se construyó para trasladar las aguas hacia la desalobradora de San Pedro del Pinatar.

La estación de bombeo no había funcionado hasta el momento, muchos años después de su construcción, y las conducciones que trasladarían las salmueras hacia El Mojón se encontraban inservibles según había asegurado la misma Comunidad Autónoma, que no obtuvo el visto bueno del Ministerio para gestionar esta infraestructura ni para permitir el uso del emisario de las desaladoras de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla para verter las salmueras al Mediterráneo sin su tratamiento previo frente a San Pedro del Pinatar.

ANSE opina que es probable que durante las próximas semanas se siga incrementando el vertido junto a la desembocadura de la rambla del Albujón dada la necesidad de los regantes del Campo de Cartagena de disponer de agua para la cosecha de otoño, que solamente pueden satisfacer de momento mediante la puesta en marcha de las desalobradoras ilegales.

ANSE lamenta que el debate sobre la solución del problema de contaminación del Mar Menor se haya centrado durante las últimas semanas principalmente en si se ha conseguido o no el vertido cero, y no se estén abordando adecuadamente otros aspectos como la proliferación de regadíos ilegales en el Campo de Cartagena o la necesidad de establecer medidas eficaces de reducción de la contaminación por nitratos, la adaptación de los tipos de cultivos y el número de cosechas en relación al agua disponible, la implantación de setos de vegetación autóctona distribuidos en redes de drenaje y márgenes, y otros aspectos como la construcción de un número adecuado de filtros verdes, mejora del paisaje, fomento de la agricultura ecológica, etc.

La Asociación colabora con la Comunidad Autónoma en el diseño y puesta en funcionamiento de un filtro verde experimental en la antigua depuradora de El Algar, para el tratamiento de las aguas contaminadas por nitratos que capta la Comunidad de Regantes Arco Sur, con el fin de evaluar métodos de tratamiento que faciliten la construcción de otros filtros verdes en el futuro, y eviten el traslado del problema de vertidos a la costa del Mediterráneo.

ANSE opina que el problema de los vertidos procedentes de la agricultura intensiva al Mar Menor es demasiado complejo, y se ha querido ocultar durante demasiado tiempo, como para solucionarlo en unas pocas semanas. La Asociación lamenta la ansiedad de las administraciones por confirmar un vertido cero que no es real, y advierte que las lluvias, si es que llegan, podrían arrojar al Mar Menor a través de las ramblas volúmenes de nitratos y otros contaminantes que superarían ampliamente los que se evitan taponando los salmueroductos, y que se suman a los elevados aportes que llegan a través del subsuelo

A %d blogueros les gusta esto: