LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA INVESTIGA, A PETICIÓN DE ANSE, LA POSIBLE CONTAMINACIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS POR LAS FILTRACIONES

LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA INVESTIGA, A PETICIÓN DE ANSE, LA POSIBLE CONTAMINACIÓN DE LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS POR LAS FILTRACIONES DEL VERTEDERO DE EL GORGUEL (CARTAGENA).

Los análisis de las aguas realizados por la CHS son aún provisionales, y requieren de información complementaria del órgano ambiental de la Comunidad Autónoma (la Dirección General de Calidad Ambiental de la Consejería de Agricultura y Agua), en relación con la información relativa a las medidas de control de la contaminación de las aguas subterráneas previstas en el REAL DECRETO 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero.

ANSE ha realizado desde 1992 diferentes denuncias por la mala javascript:void(0)gestión de las basuras de Cartagena y su comarca, como también hizo el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) que desembocaron en un expediente sancionador abierto por la Dirección General de Calidad Ambiental de la Comunidad Autónoma a la empresa que gestiona el vertedero y la planta de basuras, Lhicarsa (formado por FCC y, en menor medida, el Ayuntamiento de Cartagena). La sanción final fue de poco más de 18.000 €, habiendo sido recurrida por la empresa mediante recurso contencioso-administrativo.

Las cifras son elocuentes del disparatado vertido de residuos al denominado “vertedero de Mina Regente”. Aunque la Declaración de Impacto Ambiental autorizaba el vertido de 875.000 m3 de rechazos (fracción de la basura domiciliaria que no puede aprovecharse, después de separar vidrio, papel, envases, materia orgánica y otros materiales), la misma empresa Lhicarsa reconocía en el trámite de Evaluación de Impacto Ambiental del nuevo vertedero que el volumen acumulado a final de 2006, tan solo cuatro años después de su puesta en marcha, era de 900.000 m3. Para septiembre de 2007 se calculaba que los residuos llegarían ya a 1.200.000 m3, habiendo continuado el mismo hasta nuestros días.

Ante esta situación, es fácil comprender que los cientos de miles de Tm de restos orgánicos vertidos indebidamente tanto al viejo vertedero de El Gorguel como al de Mina Regente, mezclados con multitud de residuos contaminados procedentes de hogares y polígonos industriales, están generando como consecuencia de su descomposición grandes cantidades de aguas residuales (lixiviados), que superan con mucho las previsiones más pesimistas, y que podrían estar contaminando las aguas subterráneas.

Para colmo, varios años después de finalizadas las obras de sellado del viejo vertedero de El Gorguel, que fueron cofinanciadas, al igual que la nueva planta de basuras y el vertedero de Mina Regente con Fondos de la Unión Europea, aún no se ha llevado a cabo la revegetación, a pesar de encontrarse en el límite con el espacio protegido (ZEPA y LIC) Sierra de La Fausilla.

A %d blogueros les gusta esto: