La Comunidad Autónoma plantea duplicar el número de amarres en los puertos deportivos de las costas de la Región de Murcia

Cabo Tiñoso

Cabo Tiñoso, una de las zonas más ricas del Mediterráneo desprotegidas @ Juan Carlos Calvín

El documento de inicio de “Líneas estratégicas para la ordenación de los puertos deportivos de la Región de Murcia” elaborado por la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio propone duplicar el número actual de amarres hasta alcanzar los 12.000 y establecer 2000-2.700 plazas en seco. A pesar de la protección que goza el Mar Menor se prevé la creación de 1.600 nuevos amarres mediante la ampliación de 7 puertos deportivos y la ejecución de 2 instalaciones (Puerto Mayor y El Atalayón).

La Asociación de Naturalistas del Sureste ha presentado alegaciones al Documento de inicio de EAE de “Líneas estratégicas para la Ordenación de los Puertos Deportivos de la Región de Murcia”. Este documento elaborado por la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del territorio propone alcanzar los 12.000 amarres en las costas de la Región de Murcia y establecer más de 2.000 plazas en seco. El incremento de las plazas de amarre se conseguiría mediante la ampliación de 8 puertos deportivos ya existentes y la ejecución de 6 nuevas instalaciones (5 nuevos puertos deportivos y 1 instalación náutica desmontable).

ANSE considera que la propuesta de la Comunidad Autónoma va a tener un impacto notable sobre las costas mediterráneas y el Mar Menor, tanto por la ejecución directa de las infraestructuras previstas como por el incremento del tráfico marítimo y del acceso a islas y zonas remotas del litoral.

Un caso particular lo constituye el Mar Menor, laguna que goza de cinco figuras de protección (LIC, ZEPA, Ramsar, ZEPIM y Espacio Natural Protegido) y que presenta graves problemas de conservación. El documento de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio preveé la creación de 1.600 nuevos amarres mediante la ampliación de 7 puertos deportivos (Tomas Maestre, Dos Mares, Islas Menores, Los Nietos, Los Urrutias, Los Alcázares, Lo Pagán) y la construcción de 2 nuevas instalaciones (Puerto Mayor [1] y El Atalayón).

El documento incluye, asimismo, nuevos puertos deportivos asociados a desarrollos urbanísticos como Portmán y Marina de Cope y un puerto deportivo en Isla Plana, situado en el interior de la futura reserva marina de Cabo Tiñoso, en la desembocadura de la rambla del Cañar.

La Asociación de Naturalistas del Sureste ha pedido la modificación sustancial del documento y realiza las siguientes propuestas:

• Realización de una adecuada evaluación de repercusiones sobre la Red Natura 2000 (LIC y ZEPAS costeras) tanto del impacto directo de los puertos construidos y propuestos como del indirecto debido al uso de las embarcaciones.

• Moratoria a nuevas plazas de amarre en el Mar Menor, regulación del uso de embarcaciones a motor y limitación de zonas de uso de barcos a motor a favor de las embarcaciones a vela.

• Retirada de los nuevos puertos deportivos de Marina de Cope e Isla Plana por su elevado impacto ambiental.

• Desarrollo decidido de las plazas de amarre en seco, que únicamente constituyen 1/3 de las plazas previstas en el documento, , preferentemente en puertos ya construidos, zonas ya urbanizadas, polígonos industriales, etc.

• Búsqueda de nuevas fórmulas que reduzcan la demanda de puntos de amarre (por ejemplo, a través del alquiler de embarcaciones).

• Modificación del proyecto del puerto deportivo de Portmán, reduciendo el número de amarres previsto y favoreciendo un mejor aprovechamiento por el sector pesquero.

A %d blogueros les gusta esto: