Grupos ecologistas denuncian la desecación del Saladar de Aguamarga durante la época reproductora y alertan del proceso de degradación que sufre este espacio protegido ante la indiferencia de las Administraciones

Saladar Aguamarga

Saladar Aguamarga

Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE)  han denunciado ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), la desecación durante los primeros días del mes de julio, de los antiguos esteros salinos y algunas zonas del Saladar de Aguamarga y con ello la perdida de las diferentes polladas de aves acuáticas que se encontraban nidificando en ese espacio natural. Entre ellas se encontraban 20 pp. de cigüeñuela común Himantopus himantopus, 9 pp. de chorlitejo patinegro Charadrius alexandrinus, 5 pp. de charrancito Sternula albifrons y 2 pp. de canastera común Glareola pratincola.  Todas ellas protegidas por la legislación estatal y europea.

Saladar Aguamarga

Saladar Aguamarga

El saladar de Aguamarga es un espacio natural protegido por su inclusión en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana, siendo la gran diversidad de aves acuáticas ligada al Saladar uno de sus principales valores. Aunque, según los grupos conservacionistas, desde la entrada en funcionamiento de la Planta Desaladora del Canal de Alicante la perdida de la lamina de agua hizo desaparecer a todas las especies de aves acuáticas. Para paliar ese problema, desde 2010, se inunda de forma periódica algunas zonas del saladar, con parte del agua que se bombea de los pozos de suministro de agua a la desaladora y distribuida a través de una red de tuberías, que fue construida en aplicación de las medidas correctoras incluidas en la Declaración de Impacto Ambiental del Proyecto de Ampliación de la Planta Desaladora del Canal de Alicante. Por lo que desde esa fecha los antiguos esteros y el saladar son inundados a partir del mes de abril y se dejan secar durante el mes de junio con el consiguiente impacto para las aves acuáticas nidificantes. Por este motivo, ambas asociaciones presentaron un escrito ante la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, entidad gestora de la Planta Desaladora del Canal de Alicante y a la que además le corresponden las tareas de seguimiento y vigilancia del cumplimiento de la Declaración de Impacto  Ambiental del Proyecto de Ampliación de esta infraestructura, informándoles de esta  problemática y solicitando mantener una reunión para aportar información sobre los valores ambientales de este espacio natural, además de proponer sugerencias sobre el manejo de los niveles hídricos. Sin que se llegara a recibir contestación al mismo.

Los conservacionistas recuerdan que sobre este espacio natural tienen competencias varias administraciones públicas, la Consellería de Medio Ambiente, la Mancomunidad de Canales del Taibilla  y la D.G. de Costas, pero que ninguna de ellas ha mostrado el mínimo interés no solamente en la conservación de este espacio natural, sino en el mero cumplimiento de la legislación.

A %d blogueros les gusta esto: