Finaliza la campaña de anillamiento postnupcial en Isla Grosa

Desde el 5 de octubre hasta el día 19 del mismo mes, se ha llevado a cabo en Isla Grosa una pequeña campaña de anillamiento orientada a la captura y marcaje de paseriformes en su migración postnupcial camino de sus cuarteles de invernada. En total han sido 15 jornadas de anillamiento llevadas a cabo de manera voluntaria por anilladores expertos del grupo de anillamiento científico de aves de ANSE junto a colaboradores, en el marco del proyecto VOLCAM 2011 “Biodiversidad en Islas del Mediterráneo”.

Imagen 1. Anillador y voluntarios durante el manejo de una de las aves capturadas para su anillamiento (Miguel Ángel Núñez/ANSE).

Todos los días se trabajó con 132 metros de redes que se abrían una hora antes del amanecer y se cerraban una hora después de ponerse el sol, en largas jornadas de trabajo en las que con una frecuencia de como máximo una hora se revisaban las redes para extraer las aves capturadas. Posteriormente todas eran anilladas, tras ser identificada su especie, con anillas metálicas con código alfanumérico y remite ICONA Ministerio de Medio Ambiente, la entidad que proporciona las anillas a los anilladores de toda España. También se tomaban a cada una de las aves una serie de medidas con el fin de poder determinar en la medida de lo posible la edad, el sexo y la condición física en el momento de la captura. Finalmente se liberaban.

Imagen 2. Macho joven de Tarabilla común capturado para su anillamiento (José Luis Murcia/ANSE).

En total se capturaron 823 aves de 20 especies distintas, lo que arroja una media de casi 55 aves capturadas por día, siendo 114 el número máximo de aves capturadas en un día, y 32 el mínimo (se excluyen el primer y último día de campaña por no haberse mantenido abiertas las redes durante todo el día). Desglosadas por especies, los resultados son los que siguen:

  • Petirrojo (Erithacus rubecula): 391 capturas.
  • Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala): 164 capturas.
  • Mosquitero común (Phylloscopus collybita): 87 capturas.
  • Curruca capirotada (Sylvia atricapilla): 61 capturas.
  • Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros): 28 capturas.
  • Tarabilla común (Saxicola torquatus): 18 capturas.
  • Zorzal común (Turdus philomelos): 13 capturas.
  • Curruca rabilarga (Sylvia undata): 12 capturas.
  • Colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus): 11 capturas.
  • Mirlo vulgar (Turdus merula): 11 capturas.
  • Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus): 7 capturas.
  • Carricero común (Acrocephalus scirpaceus): 6 capturas.
  • Collalba gris (Oenanthe oenanthe): 4 capturas.
  • Curruca mosquitera (Sylvia borin): 2 capturas.
  • Alondra común (Alauda arvensis): 2 capturas.
  • Zorzal charlo (Turdus viscivorus). 2 capturas.
  • Estornino pinto (Sturnus vulgaris): 1 captura.
  • Golondrina común (Hirundo rustica): 1 captura.
  • Tarabilla norteña (Saxicola rubetra): 1 captura.
  • Curruca carrasqueña (Sylvia cantillans): 1 captura.

Imagen 3. Único ejemplar de Tarabilla norteña capturada para su anillamiento durante la campaña (Jacinto Martínez Ródenas/ANSE).

A diferencia de otras campañas de anillamiento en Isla Grosa, y seguramente debido al poco tiempo de duración de la actividad, no se realizó ninguna recaptura de aves anilladas en otros lugares.

Imagen 4. Ejemplar juvenil de Collalba gris capturado para su anillamiento (José Luis Murcia/ANSE).

Durante la realización de las labores de anillamiento, los voluntarios realizaron a su vez tareas de limpieza de la playa e instalaciones de la isla, así como labores de vigilancia e información, intentando impedir el acceso a las embarcaciones que se aproximaban a Isla Grosa con ánimo de desembarcar en la misma, actividad prohibida sin el permiso expedido por la Dirección General de Medio Natural.

Imagen 5. La captura más extraña. Un ejemplar de Culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) de más de 1 metro enredada en una de las redes. Su liberación supuso todo un desafío (José Luis Murcia/ANSE).

Esta actividad ha sido financiada con fondos del programa VOLCAM de la Caja Mediterránea. Las instalaciones fueron cedidas por la Dirección General de Medio Natural, dependiente de la Consejería de Presidencia de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

 

 

 

 

 

 

  Desde el 5 de octubre hasta el día 19 del mismo mes, se ha llevado a cabo en Isla Grosa una pequeña campaña de anillamiento orientada a la captura y marcaje de paseriformes en su migración postnupcial camino de sus cuarteles de invernada. En total han sido 15 jornadas de anillamiento llevadas a cabo de manera voluntaria por anilladores expertos del grupo de anillamiento científico de aves de ANSE junto a colaboradores, en el marco del proyecto VOLCAM 2011 “Biodiversidad en Islas del Mediterráneo”.

Imagen 1. Anillador y voluntarios durante el manejo de una de las aves capturadas para su anillamiento (Miguel Ángel Núñez/ANSE).

Todos los días se trabajó con 132 metros de redes que se abrían una hora antes del amanecer y se cerraban una hora después de ponerse el sol, en largas jornadas de trabajo en las que con una frecuencia de como máximo una hora se revisaban las redes para extraer las aves capturadas. Posteriormente todas eran anilladas, tras ser identificada su especie, con anillas metálicas con código alfanumérico y remite ICONA Ministerio de Medio Ambiente, la entidad que proporciona las anillas a los anilladores de toda España. También se tomaban a cada una de las aves una serie de medidas con el fin de poder determinar en la medida de lo posible la edad, el sexo y la condición física en el momento de la captura. Finalmente se liberaban.

Imagen 2. Macho joven de Tarabilla común capturado para su anillamiento (José Luis Murcia/ANSE).

En total se capturaron 823 aves de 20 especies distintas, lo que arroja una media de casi 55 aves capturadas por día, siendo 114 el número máximo de aves capturadas en un día, y 32 el mínimo (se excluyen el primer y último día de campaña por no haberse mantenido abiertas las redes durante todo el día). Desglosadas por especies, los resultados son los que siguen:

  • Petirrojo (Erithacus rubecula): 391 capturas.
  • Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala): 164 capturas.
  • Mosquitero común (Phylloscopus collybita): 87 capturas.
  • Curruca capirotada (Sylvia atricapilla): 61 capturas.
  • Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros): 28 capturas.
  • Tarabilla común (Saxicola torquatus): 18 capturas.
  • Zorzal común (Turdus philomelos): 13 capturas.
  • Curruca rabilarga (Sylvia undata): 12 capturas.
  • Colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus): 11 capturas.
  • Mirlo vulgar (Turdus merula): 11 capturas.
  • Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus): 7 capturas.
  • Carricero común (Acrocephalus scirpaceus): 6 capturas.
  • Collalba gris (Oenanthe oenanthe): 4 capturas.
  • Curruca mosquitera (Sylvia borin): 2 capturas.
  • Alondra común (Alauda arvensis): 2 capturas.
  • Zorzal charlo (Turdus viscivorus). 2 capturas.
  • Estornino pinto (Sturnus vulgaris): 1 captura.
  • Golondrina común (Hirundo rustica): 1 captura.
  • Tarabilla norteña (Saxicola rubetra): 1 captura.
  • Curruca carrasqueña (Sylvia cantillans): 1 captura.

Imagen 3. Único ejemplar de Tarabilla norteña capturada para su anillamiento durante la campaña (Jacinto Martínez Ródenas/ANSE).

A diferencia de otras campañas de anillamiento en Isla Grosa, y seguramente debido al poco tiempo de duración de la actividad, no se realizó ninguna recaptura de aves anilladas en otros lugares.

Imagen 4. Ejemplar juvenil de Collalba gris capturado para su anillamiento (José Luis Murcia/ANSE).

Durante la realización de las labores de anillamiento, los voluntarios realizaron a su vez tareas de limpieza de la playa e instalaciones de la isla, así como labores de vigilancia e información, intentando impedir el acceso a las embarcaciones que se aproximaban a Isla Grosa con ánimo de desembarcar en la misma, actividad prohibida sin el permiso expedido por la Dirección General de Medio Natural.

Imagen 5. La captura más extraña. Un ejemplar de Culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) de más de 1 metro enredada en una de las redes. Su liberación supuso todo un desafío (José Luis Murcia/ANSE).

Esta actividad ha sido financiada con fondos del programa VOLCAM de la Caja Mediterránea. Las instalaciones fueron cedidas por la Dirección General de Medio Natural, dependiente de la Consejería de Presidencia de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: