Encuentran la rara “caña judía” en la Vega Baja del Segura

Arundo_micrantha

Circular informativa: 22 de enero.

Miembros de la Asociación de Naturalistas del Sureste han confirmado la presencia de caña judía (Arundo micrantha) en Guardamar del Segura (Alicante). Se trata de una especie de caña autóctona, no agresiva a diferencia de la caña común y posiblemente amenazada por el avance de esta. La especie no había sido citada en la Comunidad Valenciana desde la década de los 70 . Un equipo de botánicos (Agentes Medioambientales , Guardería fluvial, personal de la Consellería de Medio Ambiente y de ANSE) intenta ahora caracterizar sus poblaciones que parecen extenderse desde Beniel hasta la desembocadura del Segura, donde resulta una planta frecuente aunque no abundante.

El pasado mes de diciembre , miembros de ANSE detectaron, durante la realización de un sondeo de nutria, la presencia de una planta de aspecto intermedio entre la caña común (Arundo donax) y el carrizo (Phragmites australis) en las proximidades de Guardamar del Segura (Alicante). La remisión del material a expertos botánicos de la Consellería de Medio Ambiente permitió confirmar que se trataba de la rara “caña judía” (Arundo micrantha), una especie autóctona y poco conocida.

Esta especie está circunscrita a la cuenca Mediterránea, con poblaciones en el norte de África (Marruecos, Argelia), Chipre, Croacia, Francia, Grecia, Italia, Líbano, Israel, Turquía, Portugal y España. En el ámbito de la Comunidad Valenciana sólo se disponía de una cita de la década de los 70 y no había encontrada desde entonces. En el resto de la Cuenca del Segura, su situación es una incógnita, ya que sólo existen algunas citas dispersas y relativamente antiguas correspondientes a la provincia de Murcia. En el resto de la Península ibérica se conoce en el valle del Ebro y oriente andaluz.

A diferencia de la caña común que supone una amenaza para la biodiversidad y la seguridad en el río, se trata de una planta autóctona y no agresiva de crecimiento cespitoso que probablemente haya sido desplazada por su pariente invasora. Además, se trata de una especie a considerar por su valor ecológico y ornamental.

El hallazgo de la especie en Alicante supone una importante ampliación de su área de distribución y la constatación de su presencia en nuevas poblaciones situadas entre los dos grandes núcleos hasta ahora conocidos en el territorio.

A raíz del hallazgo un equipo de botánicos compuesto por personal de la Consellería y ANSE, así como agentes medioambientales y guardería fluvial, están evaluando, caracterizando y mapeando sus poblaciones con el objeto de realizar propuestas para la gestión del río.  Por el momento se han inventariado 115 plantas.

La presencia de esta especie en la Vega Baja muestra una vez más que el río Segura esconde aún valiosas sorpresas a pesar de las presiones a las que ha sido sometido y debería constituir un estímulo para promover acciones de recuperación, como las desarrolladas por ANSE con la colaboración del Ayuntamiento de Murcia entre la ciudad y Contraparada.

A %d blogueros les gusta esto: