El Zifio de Cuvier varado en La Manga, la especie más escasa entre los cetáceos del Sureste de la Península Ibérica.

Nota de prensa de ANSE: 29 de noviembre.

El número de varamientos y avistamientos de esta especie apenas llega a la media docena de ejemplares en las costas de la Región de Murcia a lo largo de los últimos 50 años.

Técnicos del CRFS El Valle (C. Autónoma de Murcia) y ANSE junto al zifio varado en La Manga. (Álvaro Sixto/ANSE)

Técnicos del CRFS El Valle (C. Autónoma de Murcia) y ANSE junto al zifio varado en La Manga. (Álvaro Sixto/ANSE)

El zifio de Cuvier (Ziphius cavirostris) es un cetáceo con dientes de la familia Ziphiidae, muy raro en las costas de la Región de Murcia, cuyo tamaño puede llegar a los 7 m, y alcanzar un peso cercano a los 3.000 kgs.

El animal varado el día de ayer a la altura del km 5 de La Manga era una hembra joven de 3,80 m de longitud, que no presentaba señales externas que pudieran relacionar la causa de su muerte por interacción con actividades humanas. La necropsia realizada a lo largo del día de hoy por técnicos del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle, con la ayuda de miembros de ANSE, pretende aclarar  otras causas posibles de la muerte del animal, para lo que se han tomado numerosas imágenes y muestras de diferentes órganos que serán analizadas durante los próximos días y contrastadas con especialistas de otras regiones, que ya han trabajado en varamientos de esta especie. Se ha recibido el ofrecimiento de investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que estudiaron varamientos masivos en Canarias y Almería, causados por maniobras navales.

Desde finales del pasado siglo apenas se han registrado un avistamiento de esta especie en aguas profundas al Sur de la Región de Murcia, y es la primera vez que se documenta un varamiento en la costa de la Región situada al norte de Cabo de Palos. El número de varamientos en las costas de la Comunidad Valenciana es también muy reducido.

Se trata de una de las familias de cetáceos más desconocidas, tanto en relación a sus hábitos y comportamiento como sobre otros aspectos como el tamaño de sus poblaciones y evolución de las mismas, que probablemente no superen unas pocas decenas de individuos en toda el área geográfica del denominado Golfo de Vera (entre Cabo de Palos y Cabo de Gata). En los más de 1.000 avistamientos de cetáceos realizados por ANSE durante los últimos 15 años, tan solo media docena son de zifio, y todos ellos se han producido en aguas de Andalucía y el entorno de la Isla de Alborán.

La información disponible apunta a que el zifio de Cuvier se alimenta mayoritariamente de calamares, que captura en zonas profundas a partir de los 800-1.000 metros. Precisamente, el animal varado en La Manga presentaba marcas características junto a la boca producidas por calamares, y se encontraron “picos” de estas presas en su intestino.

Aunque vive en aguas profundas y relativamente alejadas de las actividades costeras más importante, el zifio es la especie más afectada por el ruido submarino (tráfico marítimo, sónares militares y sísmica), habiéndose documentado en varias ocasiones el varamiento simultáneo de animales como consecuencia de la acción de sónares militares (Canarias, 2002 y Almería, 2006).

El animal varado en La Manga podría haber derivado ya herido o enfermo desde las zonas profundas al Sur de Cabo de Palos hacia la zona con mayor plataforma continental y menor profundidad situada al norte, en La Manga. Pero también desde zonas más alejadas de costa, situadas hacia el Canal de Ibiza o el Cañón de Santa Pola. Hay varias citas de varamientos de la especie al norte de Alicante, pero no hay avistamientos desde avioneta o barco en los estudios de la Generalitat y Universidad de Valencia.

A %d blogueros les gusta esto: