De vuelta a Marruecos a bordo del Else

Hembra de zifio de Cuvier junto a su cría de corta edad avistados al sur de la Isla de Alborán

Hembra de zifio de Cuvier junto a su cría de corta edad avistados al sur de la Isla de Alborán.

El pasado día 16 de septiembre, y tras un intento de cruce del Mar de Alborán fallido el día 13 debido al mal tiempo, dio comienzo la segunda de las campañas al litoral Mediterráneo de Marruecos a bordo del motovelero de madera de la asociación, el Else. Estas campañas, dos en total, están enmarcadas en el proyecto CETASUR, y aparte de ANSE, participan en el mismo la asociación CIRCE, la Estación Biológica de Doñana del Consejo Superior de Investigaciones Científicas(EBD-CSIC) y el Institut National de la Recherche Halieutique (INRH) marroquí, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente. Esta segunda campaña está previsto que dure hasta finales de octubre. Ambas campañas tienen como objetivo la recogida exhaustiva de datos de las comunidades de aves marinas, tortugas y cetáceos de la cuenca sur del Mar de Alborán, a través de los avistamientos realizados por el personal embarcado a bordo del Else y de la toma de fotografías de aletas dorsales de cetáceos para elaborar catálogos de fotoidentificación de la zona de estudio.

Ejemplar de calderón común sacando la cabeza para echarle un vistazo al Else, que se refleja en su propia piel.

Ejemplar de calderón común sacando la cabeza para echarle un vistazo al Else, que se refleja en su propia piel.

Partiendo desde Almerimar, la travesía llevó 18 horas y media hasta llegar a Melilla. Desde que salió el sol hasta que se puso se aprovechó para comenzar la recogida de datos, y se pudo completar uno de los transectos lineales previstos en las inmediaciones de la Isla de Alborán. Se realizaron un total de diez avistamientos de cinco especies distintas: uno de calderón común (Globicephala melas), uno de calderón gris (Grampus griseus), dos de delfín listado (Stenella coeruleoalba), dos de delfín común (Delphinus delphis) y uno excepcional de zifio de Cuvier (Ziphius cavirostris), con diez ejemplares entre los que se dejó ver una cría de poco tiempo de edad nadando junto a su madre. Lo excepcional del avistamiento de zifios estriba en su escaso número para el mar de Alborán (Las estimas poblacionales no llegan a los 300 individuos) y a lo esquivo de su comportamiento, con tiempos de inmersión que pueden variar entre los 20 y los 40 minutos, lo que hace muy difícil su localización. Los restantes avistamientos no pudieron ser asignados a una especie en concreto.

Ejemplar de calderón gris avistado al norte de la Isla de Alborán.

Ejemplar de calderón gris avistado al norte de la Isla de Alborán.

En cuanto a especies de aves, se han registrado en esfuerzo siete especies distintas de aves marinas: gaviota patiamarilla (Larus michahellis), gaviota de Audouin (Larus audouinii), págalo grande (Stercorarius skua), paiño europeo (Hydrobates pelagicus), pardela cenicienta (Calonectris diomedea), charrán patinegro (Sterna sandvicensis) y fumarel común (Chlidonias niger). Aparte, de aves no marinas y vistas en migración o cerca de costa, dos especies más: cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), y golondrina común (Hirundo rustica).

Otros avistamientos de interés han sido numerosos ejemplares de peces voladores y túnidos y uno de una manta nadando en superficie que todavía no ha podido ser identificada.

A partir de ahora, y utilizando diversos puertos marroquíes y plazas españolas, se procederá al recorrido sistemático de tres zonas en concreto en el litoral mediterráneo marroquí: La zona comprendida entre Melilla y el Cabo Tres Forcas con la frontera de Argelia, la Bahía de Alhucemas y el entorno de la zona marina bajo protección del Parque Nacional de Alhucemas, y ya mar adentro, el entorno de la Isla de Alborán y la reserva marina asociada a la misma.

A %d blogueros les gusta esto: