Consideraciones sobre el silvetrismo

 

jilgueros en cautividad

Las organizaciones ambientales de la Región de Murcia vienen advirtiendo de la ilegalidad de las capturas de fringílidos en el medio natural desde hace más de 13 años (0) por su incompatibilidad con la Directiva Aves de la Unión Europea. Sin embargo, se trata de un caso “típico” donde la Administración Regional ha ido modificado sucesivamente la excepcionalidad (aduciendo razones de tradición, ausencia de soluciones alternativas, razones educativas, creación de un stock cautivo etc.) para seguir amparando una modalidad claramente ilegal.

La captura de aves fringílidas no puede autorizarse porque, tal y como indica la Directiva Aves, existen medidas alternativas a la extracción de ejemplares silvestres para abastecer la afición al mantenimiento y a los concursos de estas aves. En primer lugar, los fringílidos (prácticamente cualquier especie del mundo) son reproducidos por criadores en Bélgica (donde se abandonó la captura de aves silvestres y se sustituyó por la cría en cautividad. Igualmente, existen diversos criadores  en España que reproducen jilgueros de la subespecie “parva” (supuestamente según determinados sectores imposible de reproducir en cautividad) sin mayores complicaciones. De hecho, pueden adquirirse en el mercado a precios mas que asequibles con una simple búsqueda en internet.(1)

La propia Unión Europea ya ha advertido a las autoridades españolas de la ilegalidad de esta práctica (2). Por tanto y lo teniendo en cuenta las graves consecuencias que puede tener para el conjunto de la sociedad una sanción de la UE , se ha solicitado a los responsables de la OISMA el cese inmediato de las capturas en el medio natural.  Otras comunidades autónomas (3) ya han suspendido la captura de estas aves, tras conocerse la  condena de los responsables de autorizar liga en 2009 (4a) modalidad que en Murcia se vino autorizando al menos hasta 2011 (4b). Por otro lado, el Ministerio había acordado con las comunidades autónomas el cese de las capturas  para 2018 a pesar de las advertencias de la UE y de las Organizaciones ambientalistas.

ANSE, que ha venido siguiendo esta modalidad de captura, recuerda que se han venido detectado las irregularidades en su autorización y control de modo que incluso se llegó a estimar parcialmente un recurso de alzada en 2012 (4c) lo que obligó a modificar el trámite por el que se concedían las autorizaciones. Incluso la CARM ha venido incumpliendo los criterios del Ministerio para esta modalidad. Igualmente, la Asociación recuerda que existe una intensa actividad furtiva, bien mediante la captura de aves o a través de expolio de nidos, orientada a abastecer un lucrativo mercado negro (5).

A juicio de la Asociación, no hay duda de que la captura de aves silvestres está llegando a su fin, pero cuesta trabajo entender la tozudez de las Administraciones en mantener contra viento y marea una actividad cuya legalidad resulta imposible de mantener tras la apertura de expediente sancionador por parte de la UE.

 

1) https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=vendo%20jilgueros%20parva

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: