Confirmada la presencia de cangrejo azul en el Mar Menor

Confirmada la presencia de cangrejo azul en el Mar Menor (Región de Murcia). Mar Menor. 20 de agosto de 2015.

El avance de las denominadas “especies exóticas” suma otro nuevo inquilino a la laguna del Mar Menor, que en este caso podría competir con especies autóctonas como los cangrejos mediterráneo y moruno. Tras el descubrimiento de sus primeras poblaciones en el Delta del Ebro, la progresión de la especie hacia las costas del Levante ha sido rápida.

La presencia del cangrejo azul (Callinectes sapidus) había sido confirmada en los dos últimos años en otros puntos del litoral mediterráneo de la Península Ibérica: a mediados de 2013 en el Delta del Ebro, en octubre de 2014 en la Albufera de Valencia, y a finales del pasado año en la población de Guardamar del Segura, Alicante. Más recientemente se han capturado ejemplares en Gandía y otros puntos del litoral valenciano, y está presente en diferentes lugares de las costas mediterráneas de Italia, Turquía y Grecia.

Aunque hace 10 años el Instituto Español de Oceanografía documentó una primera captura de un ejemplar de esta especie en el Mar Menor, no han vuelto a conocerse nuevas capturas hasta ahora.

El cangrejo o “jaiba” azul (Callinectes sapidus) es una especie que puede sobrepasar los 20 cms de caparazón, y originalmente habitaba zonas de estuarios, bahías costeras y desembocaduras de ríos de las costas atlánticas americanas, desde Canadá hasta el norte de Argentina.

El cangrejo azul vive en aguas poco profundas, presentando una elevada resistencia a cambios elevados de temperatura y salinidad, como ocurre con la laguna del Mar Menor, y se alimenta prácticamente de todo lo que encuentra, desde peces muertos a moluscos, crustáceos y algas, siendo una especie muy activa con gran capacidad de predación debido a su gran tamaño y fuerza, sobre todo si se le compara con otros cangrejos autóctonos.

Tras las consultas realizadas por ANSE a la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar y diversos pescadores profesionales, se ha podido constatar la captura de aproximadamente una veintena de ejemplares desde el mes de junio, principalmente en artes de paranza. Los pescadores han transmitido a la asociación su preocupación por los daños que estos cangrejos pueden hacer en las redes, desconociendo su posible incidencia sobre otras especies. Aunque por el momento no se han encontrado hembras con huevos, es probable que la especie pueda reproducirse en el Mar Menor.

ANSE pide a la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente que establezca las medidas necesarias para lograr recopilar toda la información posible sobre la distribución, ciclo de vida y abundancia de la especie en la laguna del Mar Menor, así como su posible incidencia e impacto en el ecosistema de tan singular y reconocido espacio natural, con el fin de intentar establecer las medidas necesarias para evitar posibles efectos negativos sobre las especies autóctonas y el conjunto del ecosistema lagunar.

Curiosamente, la aparición de numerosos ejemplares de cangrejo azul en el Mar Menor coincide este año con una nueva proliferación de otra especie exótica, la liebre de mar (Bursatella leachii), que también llegó hace pocos años a esta laguna costera, siendo originaria del Mar Rojo, y que presenta grandes fluctuaciones de población.

A %d blogueros les gusta esto: