Circular informativa: “La Plataforma por un Río Segura Vivo considera que las obras de dragado podrían ser ilegales y solicitan su paralización”.

Murcia, 23 de septiembre de 2014

Río SeguraANSE y Ecologistas en Acción, organizaciones integradas en la Plataforma por un Río Segura Vivo, han remitido sendos escritos a diferentes administraciones comunitarias, estatales y autonómicas advirtiendo de la posible ilegalidad de las obras de dragado del río Segura, ya que no han sido sometidas al trámite ambiental legalmente establecido. Según la Plataforma, las obras incumplen claramente la legislación autonómica, estatal y comunitaria de Evaluación de Impacto Ambiental lo que pone en riesgo la financiación europea del proyecto. Hasta la fecha, se han mantenido diversas reuniones con la CHS a la que se ha advertido de la situación de las obras y se ha pedido la paralización de las mismas.

Ecologistas en Acción y ANSE, integradas en la Plataforma por un Rio Segura Vivo han remitido sendos escritos a la Comunidad Autónoma (Dirección General de Medio Ambiente), a la Administración central del Estado (Dirección General del Agua, DG de Evaluación de Calidad Ambiental y Evaluación de Impacto Ambiental, Secretario de estado de Medio Ambiente y Ministra de Medio Ambiente) y a la Comisión Europea (DG de Política Regional y Urbana, Dirección General de Medio Ambiente) advirtiendo de la situación legal del dragado del Río Segura y exponiendo el riesgo que supone para la financiación europea del proyecto.

Las organizaciones han mantenido diversas reuniones con responsables de la CHS en relación a estas obras que afirmaban que las obras se ajustaban a la legislación vigente y que las organizaciones ecologistas no habían remitido alegaciones al proyecto en su momento, advirtiendo únicamente de la presencia de galápago leproso (Mauremys leprosa).

Sin embargo y como consecuencia de las reuniones, se solicitó formalmente la información relativa al trámite ambiental y al proyecto finalmente ejecutado. Esta documentación ha sido obtenida, después de no pocas dificultades y tras pagar unas elevadas tasas, lo que pone entredicho el compromiso de transparencia de estas obras.

A juicio de las organizaciones, no cabe duda de que el proyecto que se está ejecutando[1] no es el mismo que el sometido a exposición pública[2], y que la modificación introducida en el mismo obligaría, según la legislación autonómica, estatal y comunitaria, a que el órgano ambiental (en este caso, la Dirección General de Evaluación y Calidad Ambiental) decidiera caso por caso si se somete o no a Evaluación de Impacto Ambiental, ya que el proyecto incluye varios depósitos de lodos en meandros del río. Sin embargo y según la información aportada por la CHS, ni siquiera existe un expediente ambiental como tal del proyecto, sino que constan diversos informes del órgano sustantivo (DG del Agua y CHS) y sólo uno del órgano competente en Natura 2000 y biodiversidad de la Comunidad Autónoma del año 2008!.

Por la ausencia de trámite ambiental, consideramos que la cofinanciación europea de la que disfruta las obras a través de los fondos FEDER podría correr riesgo en caso de intervención de las autoridades comunitarias.

Además, desde la plataforma “Por un río Segura Vivo” recuerdan que el proyecto del dragado pudo tener algún sentido cuando el río se encontraba en peor estado de conservación, pero la situación actual del mismo desaconseja cualquier intervención de este tipo, máxime cuando se justifica desde una perspectiva ambiental[3] (no ha sido hasta fechas recientes cuando se han esgrimido razones de seguridad del proyecto).

Más bien al contrario, consideramos que la tendencia (inspirada en los principios de la Directiva Marco del Agua) debería ser a re-naturalizar el río en su tramo bajo, pues como se viene comprobando en fechas recientes, diversos indicadores apuntan a una mejora en la calidad ambiental del río Segura como es el caso de la reciente reaparición de la nutria (Lutra lutra) o de la anguila (Anguilla anguilla).

Asimismo, la Plataforma desea recordar que a pesar de la fuerte inversión prevista, el proyecto puede tener una vida media muy corta (próximo a la década), ya que el transporte de sedimentos del río volverá a colmatar la zona por el efecto que tiene la presa de la FICA sobre la dinámica fluvial.

“La Plataforma por un Río Segura vivo está integrada por ciudadanos independientes y por los colectivos Anse, Ecologistas en Acción, Huermur, Plataforma Agua Pública 100%, Asociación de Vecinos de Vistabella, y apoyada por los grupos políticos IU, Equo y Podemos”

________________________________

[1] No se encuentra disponible al público, aunque la Plataforma dispone de una copia en papel.
[2] https://contrataciondelestado.es/wps/portal/plataforma ref 07.400-0431/2111
[3] http://www.magrama.gob.es/es/agua/planes-y-estrategias/informes-de-viabilidad-de-obras-hidraulicas/rio_segura_tcm7-27310.pdf

A %d blogueros les gusta esto: