Aves y libélulas en Contraparada

Este sábado los voluntarios de ANSE participaron en un anillamiento y una identificación de libélulas y caballitos del diablo en Contraparada. Esta fue contruida durante el siglo IX y es la primera infraestructura hidráulica de lo que posteriormente se convirtió en el sistema de regadío de la huerta de Murcia.

El anillador durante la actividad./ANSE

Debido al viento, las capturas fueron escasas, ya que se anillaron únicamente seis aves de seis especies: Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos), Gorrión común (Passer domesticus), Zarcero bereber (Hippolais opaca), Ruiseñor bastardo (Cettia cetti), Carricero común (Acrocephalus scirpaceus) y Mirlo vulgar (Turdus merula).

También se capturaron e identificaron una decena caballitos del diablo de dos especies: Ischnura elegans, Ischnura graellsii, y otra decena de libélulas de cuatro especies: Crocothemis erythraea, Orthetrum trinacria, Orthetrum cancellatum y Orthetrum bruneun.

Voluntarios observando las características de una libélula con ayuda de la lupa. /ANSE.

Esta actividad se enmarca en el proyecto de “Biodiversidad y Calidad del Agua en la Cuenca del Segura” financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino a través del Programa de Voluntariado Ambiental en Ríos.

Libélula identificada como Orthetrum trinacria /ANSE.

A %d blogueros les gusta esto: